Involucran a empresas prestadoras de servicio y supermercados en casos de estafa en Viedma

Las estafas telefónicas se han vuelto una preocupación creciente en la sociedad actual. A través de llamadas privadas, los delincuentes logran engañar a las personas para obtener dinero o información personal. Recientemente, se han reportado casos en los que los estafadores se hacen pasar por personal de empresas reconocidas, como Edersa o supermercados, con el objetivo de hackear los teléfonos de sus víctimas.

Uno de los casos denunciados involucra a un hombre de 45 años que recibió una llamada de un número privado, donde la persona al otro lado de la línea se hizo pasar por un empleado de Edersa. Le informaron que se realizaría un cambio de transformador y que debían interrumpir el servicio en su comercio. Para llevar a cabo el supuesto cambio, le solicitaron un código que le enviarían por WhatsApp y que él debía reenviar. De esta manera, lograron hackear su teléfono y utilizar su cuenta de WhatsApp para enviar mensajes solicitando dinero a sus contactos. Afortunadamente, no llegaron a registrarse estafas en este caso en particular.

Otro caso similar ocurrió a un hombre de 50 años, quien también recibió una llamada de supuestos empleados de Edersa. En esta ocasión, le informaron que le cortarían el suministro eléctrico en su casa por falta de pago. A pesar de que el hombre aseguró estar al día con sus pagos, los estafadores le dijeron que debían verificar la situación mediante un código que le enviarían por WhatsApp. Al proporcionar el código solicitado, su teléfono fue hackeado y su cuenta de WhatsApp utilizada para enviar mensajes fraudulentos.

En un tercer caso, una mujer de 34 años recibió una llamada vía WhatsApp donde le informaban que había sido beneficiada con una orden de compras por el aniversario de un reconocido supermercado. La orden incluía una suma considerable de dinero para alimentos y uso personal. Sin embargo, para completar el proceso, le solicitaron descargar una aplicación llamada «Quicksupport». Una vez descargada, se realizaron transferencias fraudulentas desde su cuenta bancaria.

Estos casos demuestran la importancia de estar alerta ante posibles estafas telefónicas. Es fundamental recordar que las empresas legítimas nunca solicitarán información personal o códigos a través de llamadas telefónicas o mensajes de WhatsApp. Ante cualquier sospecha, es recomendable contactar directamente a la empresa en cuestión para verificar la veracidad de la situación. Además, es fundamental mantener actualizados los sistemas de seguridad y contraseñas en los dispositivos móviles para evitar vulnerabilidades.