Se suman las estafas telefónicas en Viedma y San Antonio

Publicado el: 1 de junio de 2021 | Por:

Con el uso de las nuevas tecnologías, la ciberdelincuencia y las estafas crecen a un ritmo muy acelerado, y sus movimientos se están volviendo más ágiles. Hubo víctimas en Viedma y San Antonio con pérdidas económicas importantes.

Por lo menos, así  lo están viviendo las víctimas de las vertiginosas pérdidas, que entre todos los casos, los atacantes se alzaron con casi un millón de pesos.

Una joven se presentó en la comisaría 1° de esta capital aduciendo que había sido llamada por una persona que se presentó como representante de YPF, y anunciándole que había ganado un premio de 150.000 pesos.

El hombre, vía telefónica, le pidió unos datos y en esta comunicación le brindó un número e instrucciones a través de home banking.

Paralelamente, la joven suministró datos bancarios de cuentas de sus abuelos y su padre.

Posteriormente, llamó al banco para verificar el envío. En ese marco, constató que habían generado prestamos en las cuentas de 190.000, 140.000 y 510.000 pesos respectivamente, y extrayendo la totalidad de esos montos sin retirar dinero ajenos de las cuentas bancarias.

Seguidamente intentó comunicar con quien la había llamado, sin embargo, el hombre dejó de atender el teléfono.

Otro hombre de esta ciudad quiso vender una guitarra por intermedio de una red social, tras lo cual recibió un mensaje telefónico de una mujer que se identificó como Belén Duarte.

Ésta lo deriva a otra persona llamado Martín Vázquez, a quien le brindó  su clave bancaria, y a continuación, Vázquez le solicitó que se dirigiera a un cajero automático para realizar una operación.

Al retornar a su  domicilio constata que le habían extraído 51.600 pesos de la cuenta bancaria.

En San Antonio Oeste ocurrió un hecho similar cuando una joven pretendió vender una bicicleta, y peligrosamente, le envió un mensaje de whatsaap de un usuario telefónico que se presentó como Jonathan Monzón.

En las negociaciones, y luego de diversos intercambios telefónicos, la joven le brindó su clave bancaria.

Luego, Monzón le solicitó que se dirigiera a un cajero automático para realizar movimientos indicados, brindando datos de un ticket generado por el cajero.

Tiempo después, la joven tomó conocimiento que recibió un depósito de 8.668 pesos, realizándose movimientos desconocidos extrayéndole un total de 9.543,62 pesos, de acuerdo a la denuncia presentada en la comisaría 10°.

Fuente: Noticiasnet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.