Viedma: manejaba alcoholizado y por no querer dejar el auto secuestrado terminó preso

Sucedió en el puesto de control caminero del Puente Basilio Villarino
En la madrugada de hoy, se llevó a cabo un procedimiento policial en el Cuerpo de Seguridad Vial de Viedma, donde un hombre que conducía bajo los efectos del alcohol intentó evitar que le incautaran su vehículo y terminó siendo detenido.

Alrededor de las 2 de la madrugada, agentes del Cuerpo de Seguridad Vial de Viedma, ubicado cerca del Puente Basilio Villarino, estaban llevando a cabo controles de identificación de personas y pruebas de alcoholemia cuando detuvieron la marcha de un Renault Fluence color gris oscuro.

El conductor, un hombre de 41 años, fue requerido para presentar su licencia de conducir, la cédula del vehículo, su documento de identidad y el seguro obligatorio. Una vez completados los controles de documentación, se le realizó al conductor una prueba de alcoholemia que arrojó resultados positivos. Posteriormente, se llevó a cabo un segundo test con alcoholímetro para certificar la concentración de alcohol en su sangre, el cual arrojó un resultado de 0.55 gramos por litro.

Ante esta situación, la policía vial le indicó al conductor que debía dejar el vehículo en el puesto caminero ubicado en el predio de la Base 80, y le labró un acta por alcoholemia positiva. Se le explicaron las diligencias que debía llevar a cabo para recuperar el vehículo durante la semana, incluyendo el pago del 100 por ciento de la infracción y la realización de un examen por escrito para la devolución de su licencia de conducir.

Sin embargo, el infractor se negó a aceptar esta situación y expresó que el vehículo no sería secuestrado en el lugar, sino que sería llevado a su casa por otra persona de la familia que no tuviera alcoholemia positiva. A pesar de los intentos de la policía por explicarle el procedimiento basado en la normativa nacional y provincial vigente, el infractor continuó discutiendo y afirmó que se llevaría el auto.

Ante esta resistencia a acatar la autoridad policial, se realizó un llamado a la fiscalía de turno para explicar la situación. La fiscal Maricel Viotti Zilli ordenó la aprehensión del individuo por «resistencia a la autoridad», para lo cual fue necesario buscar testigos que respaldaran la actuación policial.