San Javier: una cabo denunció que fue abusada por otro policía y terminó trasladada, él acusado sigue en su puesto

En vez de trasladar al policía acusado la trasladaron a ella.

Una situación de abuso sucedida en la institución policial fue denunciada por la víctima quien fue trasladada de la unidad donde el acosador sigue prestando funciones y le impusieron una serie de medidas cautelares, pero no le formularon cargos.

Una mujer policía denunció ser víctima de una situación de abuso de parte de un compañero de trabajo, en la Comisaría 41 de San Javier y, mientras espera la formulación de cargos, manifestó temor porque el denunciado sigue prestando servicio con uniforme y arma reglamentaria.

A pesar de haber pedido permanecer en su lugar de trabajo, la víctima fue trasladada de la unidad policial. La causa inicialmente estaba caratulada como «abuso sexual» y el expediente se encuentra en la Fiscalía 7 con intervención de la oficina judicial penal desde donde analizan la configuración del delito, informó el portal VDM.

El jefe de la Unidad 41 de San Javier, donde prestaban funciones víctima y victimario, fue notificado de la causa bajo el legajo N° MPF-VI-03802-2023 para que también notifique a la agente afectada por lo sucedido.

En la nota, se informa que en una audiencia celebrada el 28/09, el juez de garantías Adrián Dvorzak impuso como medida cautelar al acusado -de apellido García– la prohibición de acercamiento en un radio de 100 metros a la agente que llevó adelante la denuncia y la prohibición absoluta de contacto por cualquier tipo de medios.

En la notificación también se advierte que el imputado está informado de las medidas cautelares y que en caso de incumplimiento deberá comunicar esa situación a la Fiscalía 1RA-CJ-Fiscalia 7.

La cabo que sufrió el abuso le notificó la situación al jefe de su unidad policial detallando lo sucedido en diferentes circunstancias con el Sargento Ayudante que también es encargado de calle y le había solicitado que no la cambie de guardia porque entendía que ella no era la del problema y que siempre se trasladaba al de menor jerarquía.

Ese pedido de la efectivo policial denunciante no se respetó, y esto habría generado malestar en otras mujeres policías que trabajan en la unidad y temen también ser víctimas porque no se tomó ningún tipo de decisión sobre el denunciado.

Desde el Ministerio Público Fiscal informaron que la causa se está analizando para determinar la configuración del delito. Hasta el momento, el encuadre de acoso determinaría la intervención del Juzgado de Paz.