La fiscalía pidió quince años de prisión para el acusado de asesinar a Ricardo Herrera en Bariloche

El Ministerio Público Fiscal solicitó se le impongan quince años de prisión al acusado por el homicidio de Ricardo Herrera. En tanto la querella al momento de postular la pena pretendida requirió veinte años de prisión. La defensa adelantó que impugnará la sentencia del jurado popular y pidió el mínimo de la pena, ocho años. La parte resolutiva del fallo se conocerá el día 4 de octubre a las ocho de la mañana.

En primer término, la fiscal jefe expresó «nada de lo que se ha traído hoy permite, de alguna manera, menguar el dolor y el daño ocasionado y las características comisivas de este hecho. En función de lo cual, y para no dilatar más esta instancia de juicio, el Ministerio Público Fiscal, analizando los agravantes y los atenuantes, va a solicitar que impongan al acusado la pena de quince años de prisión en el marco de los delitos por los cuales fue declarado responsable».

En referencia a los testigos que prestaron declaración en la mañana de hoy. Entre ellos la perito psiquiatra del Cuerpo Médico Forense, el empleador del acusado durante 17 años, el trabajador social del Ministerio Público de la Defensa, quien elaboró un informe social. Se pudo escuchar además al Presidente de la Junta Vecinal donde él residía, amigas de la familia y a la propia madre.

Todo esto -detallando los rasgos de la personalidad descrita por la psiquiatra, el hecho y el modo en que sucedió- «lo que hace es orientar más para subir el monto de pena que para bajarlo. Hablar de la extensión de lo que ocasionó, sería hasta imperioso. Mató a un padre de familia, mató a un trabajador, a un laburante, mató a un gran hermano», expresó la funcionaria.

La querella adhirió al planteo de la fiscalía y solicitó veinte años de prisión.

A su turno la defensa pública penal en su alegato luego de referirse a la proporcionalidad de la pena en función de la gravedad del hecho y de la culpabilidad; mencionó «lo complejo que resulta estar en esta audiencia de individualización de la pena cuando nosotros desde los primigenios de la teoría del caso, sostenemos la inocencia del imputado».

El defensor valoró en su alegato que «partiendo que el fin de la pena es la resocialización, la reinserción social, las cárceles no son para castigos sino para la prevención especial positiva y lo que merece según la ley, estar privado de su libertad. Asimismo pueda comprender la gravedad de sus actos y de la sanción que se impone; solicitó la aplicación del mínimo en la escala penal de ocho años». Acto seguido mencionó que impugnarán la sentencia.

Cabe recordar que el debate comenzó el martes 22 de agosto y declararon alrededor de una treintena de testigos a lo largo de toda la semana.

Los hechos que fueron juzgados ocurrieron la noche del 30 de mayo de 2021 en la intersección de las calles Otto Goedecke y Los Notros. El acusado bajó de un automóvil y agredió a Herrera, quien falleció producto de una herida de arma blanca en el abdomen. En la misma ocasión, según la imputación fiscal, la pareja de la víctima fatal sufrió lesiones leves cuando intentó ayudarlo.