Hallaron sangre humana en la casa del femicida de Agostina Gisfman

Publicado el: 14 de junio de 2021 | Por:

Juan Carlos Monsalve, es el acusado del crimen de Agostina – Foto: LMN

Así lo descubrieron los peritos al inspeccionar la casa de Juan Carlos Monsalve, acusado como autor material del femicidio de Agostina Gisfman, el pasado 14 de mayo.

Con Juan Carlos Monsalve, detenido con preventiva y acusado como el autor material del femicidio de Agostina Gisfman, sigue acumulando pruebas en su contra . Ahora, los investigadores confirmaron que en la vivienda donde vivía se había lavado sangre humana, que será peritada a fin de constatar si se trata de la joven cipoleña.

A casi un mes del femicidio de Agostina, la causa continúa avanzando y los investigadores recolectan más pruebas y evidencias; y aún no descartan la participación de más personas en el femicidio. Es que, según se registró, el viernes 14 de mayo, alrededor de las 20, en una cámara de una vivienda cercana a la zona del basural donde fue hallado el cuerpo de Agostina, eran dos los vehículos que estaban al momento del descarte del cuerpo.

LM Neuquén pudo conocer que, el pasado viernes 11 de junio, personal policial y también peritos de la Unidad de Investigación Forense del Ministerio Público Fiscal arribaron a la vivienda donde residía Monsalve hasta antes de dejar todo y escapar a la localidad rionegrina de San Javier, donde fue detenido el 25 de mayo. Se trata de la misma casa que fue hallada ese día feriado en busca del acusado y de elementos relevantes para la investigación.

Sin embargo, ahora los investigadores desplegaron una inspección más profunda con técnicas forenses en la vivienda sobre calle Lago Correntoso 216. Al momento de arribar, la casa estaba cerrada y sin ocupantes, aunque se desconoce si estaba próxima a ser alquilada nuevamente.

Una vez en el interior, a través de las pericias forenses, se descubrió que “ya habían lavado y sacado todo”, confió una fuente del caso. Específicamente, se había lavado sangre humana, como saltó al aplicar la técnica conocida como bluestar opti, donde se constata que la mancha de sangre hallada es de origen humano. Ante el hallazgo, se tomaron diferentes muestras para ser peritadas en busca de ADN y conocer si corresponden con la joven Agostina Gisfman.

El brutal y planificado femicidio

El viernes 14 de mayo, a las 19:15, Agostina arribó al punto de encuentro en Ruta Nacional 151 y Circunvalación a bordo de una camioneta de un conocido, a quien le pidió que la llevara. La joven descendió y se subió a la Chevrolet Tracker, que había alquilado Monsalve tan solo una hora antes. Esa fue la última vez que la vieron con vida.

En algún momento del recorrido que realizó el femicida, quien tomó hacia Neuquén por el tercer puente sobre río Neuquén, y luego en dirección norte a Centenario, para terminar en la zona del basural de calle Perón, Agostina fue apuñalada. Recibió dos heridas punzocortantes, una en la zona del tórax, que le causó la muerte al poco tiempo.

Luego, tal como registró la cámara de la vivienda cercana, personas a bordo de dos vehículos arrojaron su cuerpo en la zona del basural, y lo incineraron. Una “llamarada” fue captada por la cámara, pero también cómo los vehículos se retiraron, aunque la Tracker regresó dos veces y se quedó observando el incendio.

Tras ello, el femicida habría acudido a su vivienda, donde ahora se conoce que lavó sangre humana. Presumiblemente su ropa, que había sido manchada al asesinar a Agostina, tal como también lavó la camioneta, como se informó en la audiencia de formulación de cargos en su contra.

Pro Monsalve no es el único acusado. Ese mismo 25 de mayo también fue detenido Gustavo Alejandro Chianese y horas más tarde, acusado como partícipe necesario del femicidio de Agostina. Es que, éste fue quien ubicó y pactó el encuentro entre la joven y Monsalve a pedido del femicida.

Fuente: LMN – La Mañana de Neuquén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.