Fue condenado a once años de prisión por el homicidio agravado de Ricardo Darío Alvarado en Mallín Ahogado

La audiencia se realizó este martes 27 de febrero

En el marco de un acuerdo pleno entre la fiscalía, la querella y defensores particulares, se condenó a un hombre, oriundo de El Bolsón, a once años de prisión por homicidio agravado por su comisión con arma de fuego. Este acudió a la audiencia realizada este martes 27 de febrero, cumpliendo prisión preventiva la cual le fue impuesta al momento de la formulación de cargos.

Familiares y en el entorno cercano de la víctima, presenciaron esta audiencia.

El fiscal del caso, en el primer momento de la audiencia, describió el hecho ocurrido el 14 de diciembre de 2020, entre las 15:30 y 15:50 horas, a unos 40 metros al ingreso de un campo  ubicado sobre la ruta provincial  86 del Paraje Mallín Ahogado de El Bolsón. Según la acusación el acusado, interceptó y bloqueó con su vehículo a la camioneta que conducía la víctima; quien se encontraba acompañado por otro hombre. Descendió del vehículo empuñando una escopeta y se acercó a la puerta del conductor, -quién bajó la ventanilla-. Luego le apoyó la escopeta en el vientre, le disparó a Alvarado, mientras le decía que «le debía una grande».

El imputado se retiró en su vehículo del lugar, dejando a la víctima herido de gravedad. El hombre que lo acompañaba, sacó del lado del conductor a la víctima, tomó el volante y lo trasladó hacia la sala de primeros auxilios del paraje la cual estaba cerrada y luego se dirigió hacia el Destacamento 145 del Paraje Mallín Ahogado, lugar donde falleció la víctima.

El fiscal enumeró la profusa evidencia que consta en el legajo empezando por alguna de las declaraciones testimoniales como por ejemplo el empleado policial que estaba en funciones exactamente el día que ocurrió el hecho, que da cuenta que quien acompañaba a la víctima, se presentó en el destacamento  de Mallín Ahogado diciendo, específicamente, que tenía una persona herida. Este agente inmediatamente fue hacia el vehículo y tomó los signos vitales de la víctima y corroboró que no tenía pulso. Luego convocó a la médica del hospital del Bolsón, quien constató el deceso de Ricardo Alvarado.

En referencia a medidas realizadas el fiscal del caso mencionó el informe del peritaje del arma de fuego utilizada y que fue secuestrada en el marco de la investigación junto a restos de un proyectil. Cabe recordar que este se corresponde con el arma de fuego, «con lo cual nosotros imponemos que iba a haber pruebas suficientes para la condena» expresó.
Hizo mención sobre la autopsia realizada a la víctima, que describe la  trayectoria del disparo que le ocasionó a la herida una pérdida sanguínea que produjo un shock hipopolémico. y que esto fue la causa de la muerte de Alvarado, entre otras.

El acusado quien aceptó la responsabilidad, en la comisión de los hechos -condición necesaria para la realización de este acuerdo parcial- fue declarado autor penalmente responsable.

Acto seguido se llevó adelante la segunda parte del juicio, donde se solicitó desde la fiscalía el monto de 11 años de prisión efectiva a imponer al acusado. Hizo lo propio el abogado de la querella. La defensa penal particular del acusado acordó con el monto y la calificación requerida por las partes acusadoras.

Finalmente el tribunal impuso la pena de once años de prisión por el homicidio agravado por su comisión con arma de fuego, conforme los Artículos 41 bis, 45 y 79 del Código Penal.. Además se prorrogó la medida cautelar de prisión preventiva hasta que la sentencia adquiera firmeza.

A pesar de la condena, en la nota oficial publicada en la web del Ministerio Público Fiscal no se da el nombre de la persona condenada por el crimen de Alvarado.