Detuvieron a una mujer y dos hombres por amenazas, resistencia a la autoridad y estar armados

 

El vehículo secuestrado en la Comisaría Primera

Dos hombres y una mujer fueron detenidos en la madrugada del sábado y se realizó la formulación de cargos en su contra horas después. Se los acusa de #Resistencia a la autoridad, amenazas y portación ilegal de arma de fuego».

Cerca de las 5 de la mañana del sábado 13 de abril, la policía fue advertida que en un local de la costanera de Viedma se había producido un inconveniente. Tres personas generaron disturbios y tensión en el lugar ubicado en la Avenida Francisco de Viedma, entre Colón y Saavedra.

Tres personas jóvenes, dos hombres y una mujer eran los señalados de haber protagonizado el disturbio y cuando les solicitaron que se retiren del lugar mostraron un arma de fuego y amenazaron a las personas que estaban presentes. “Ahora voy a dar la vuelta y los voy a cagar a corchazos a todos”, dijo uno de ellos antes de subirse a un Fiat Palio rojo.

Al ser advertidos de los detalles, la policía efectuó un despliegue inmediato tratando de detener la marcha del auto en la Fuente Pucará donde las tres personas que se movilizaban en el Palio lograron evitar el control policial, pero unas cuadras más adelante, sobre Belgrano y Avenida Villarino se logró detener la marcha del auto y a las personas buscadas. Uno de los hombres que estaba en la parte trasera del auto quiso descartarse del arma.

Los dos varones de 18 y 19 años, junto a la mujer de 19 años quedaron detenidos alojados en la Comisaría Primera de Viedma por algunas horas a disposición de la justicia. El auto, quedo con custodia policial hasta que se realizó la requisa autorizada ya que en el interior se encontraba un arma de fuego, cinco balas, cuatro armas blancas y una balanza de precisión.

 

Formulación de cargos

En horas de la tarde del sábado, se realizó la audiencia de formulación contra los tres jóvenes que fueron acusados de “Resistencia a la autoridad, amenazas y portación ilegal de arma de fuego”.

En principio se determinó como medida cautelar para los tres acusados, la prohibición de acercarse a la zona donde se produjo el conflicto y a las personas amenazas que prestaron testimonio con la policía.

El delito de resistencia y amenazas abarca a todas las personas acusadas y a quien intentó descartarse del arma de fuego, se le caratuló la portación ilegal de arma de fuego y se ordenó que le coloquen una tobillera de monitoreo electrónico.

 

La causa tiene un proceso de investigación de cuatro meses.