Denunciaron al subjefe de la Policía de Río Negro y al director de Investigaciones

Se realizó en el Ministerio Público Fiscal

Una denuncia penal realizada este miércoles 13 de septiembre, apunta al subjefe de la Policía de Río Negro, Orlando Cañuqueo, y a su director de Investigaciones, Julián Martín, por «incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos».

La denuncia la realizó Lucas Canziani, referente de los vecinos auto convocados por la seguridad en Viedma y se radicó ante el Ministerio Público Fiscal.

En el mes de marzo, Canziani sufrió el robo de su moto y a consecuencia de varios hechos que se fueron registrando en la ciudad, creó un grupo llamado «Basta de Robos», donde quedó como coordinador.

En ese rol, Canziani comenzó a contactarse con Cañuqueo y Martín para suministrarles información sobre los delitos. Se trataba de datos específicos en relación al robo de bicicletas y motos en la capital provincial.
«A pesar de todo, los nombrados no hicieron nada, es decir, no cumplieron con su deber para que se investiguen los hechos sucedidos», indica en la denuncia.

También manifiesta que en una oportunidad les reprochó no hacer nada y estos habrían argumentado que «nunca podían avanzar porque la municipalidad no los acompañaba y los fiscales no daban las órdenes de allanamientos porque no querían trabajar».

Entre los detalles brindados por Canziani, se informó que ambos denunciados habían expresado que desde la municipalidad no se informaba sobre las motos que iban secuestrando y eso les dificultaba mucho el trabajo en la investigación.

Otro detalle que llama la atención en la denuncia habla sobre un robo sucedido hace unos cuatro años atrás cuando el damnificado fue despojado de su moto. El dato es que la propia víctima del robo había visto a un empleado policial del destacamento La Cuchilla con esa moto. Al expresarle esto a los denunciados, ambos argumentaron en ese momento que un informe del Jefe de la Regional Primera indicaba que no había ninguna moto con esas características en la zona rural mencionada.

También se aportó como prueba el cruce de mensajes que tenía en el teléfono donde interactuaba tanto con Cañuqueo como con Martín, por lo que puso a disposición de los fiscales ese material en audio, ya que hay muchos mensajes también podrían ser parte del expediente si se inicia una causa. El caso recayó en la fiscalía de Paula Rodríguez Frandsen.