Comenzó juicio a docentes por homicidio culposo en Bariloche: murió una niña ahogada

Comenzó el Juicio a docentes en Bariloche

Comenzó en la mañana de este martes 14 de noviembre, el juicio por homicidio culposo en contra de dos mujeres docentes primarias y un hombre, profesor de Educación Física, a quienes se les atribuye el hecho ocurrido el 10 de diciembre de 2021 alrededor de las 17:00 horas, en el Complejo Los Baqueanos, a orillas del Lago Gutiérrez, donde perdió la vida una niña.

La fiscal jefe al momento del alegato de apertura relató el hecho, objeto de acusación. Explicó que la niña que resultó víctima se encontraba presente en el lugar como integrante de un contingente escolar de aproximadamente 89 alumnos menores de edad que concurrían a sexto y séptimo grado de la Escuela N°273 «Ayen Hue».

La actividad donde ocurrió el hecho, se desarrolló en el marco del proyecto «Nos vamos dejando Huellas» de la escuela antes mencionada y el cuidado de los alumnos se encontraba a cargo nueve adultos; docentes a cargo del proyecto, docentes participantes y padres acompañantes. En un momento del día, cerca de las 17.00 horas, los docentes adultos a cargo habrían permitido que los niños realicen actividades en aguas abiertas que no estaban contempladas en el proyecto; todo ello sin la debida supervisión de ninguno de todos los docentes responsables. Producto de la negligencia y de la inobservancia de los reglamentos y deberes a su cargo establecidos en sendas resoluciones del Consejo Provincial de Educación, la niña fue encontrada en el lago sin signos vitales, según detalla la acusación.

«Ese día, entonces, cerca de las quince y treinta, los aquí responsables hoy imputados, autorizaron a los niños a realizar actividades en aguas abiertas, en el lago Gutiérrez. No solo no contempladas en este proyecto, del cual ellos eran garantes y deberían cuidar a esos niños, sino que prácticamente, no ejercieron la correcta supervisión. O sea, asumieron un riesgo no permitido, porque no estaba en el proyecto, pero aún así, no ejercieron la correcta supervisión», manifestó la fiscal jefe.

«La niña se murió ahogada porque no la cuidaron. En definitiva, tuvieron total dominio del hecho. Cada uno de los docentes que se encuentran aquí presentes pudieron haber dicho algo para evitarlo, sin embargo, lo autorizaron. Por acción o por omisión, estuvieron en plena libertad y en pleno dominio de derecho para tomar decisiones y cuidar a los niños. En definitiva, señor juez, el resultado de la muerte de era previsible y se podría haber evitado», agregó entre otros fundamentos.

Los abogados de la querella adhirieron a lo expuesto por la fiscalía y señalaron que «la muerte de esta niña, no tiene que ser una muerte en vano, no tiene que ser una más. Tiene que haber un antes y un después de este caso, respecto a la responsabilidad de los profesionales a cargo de administrar.  Aquellos profesionales, docentes que justamente estudiaron, se capacitaron, para poder estar frente a un grupo de niños en actividades al aire libre. Esos profesionales que hoy tenemos aquí sentados, no estuvieron. Fallaron ese fatídico día», expresaron al momento de su alegato de apertura.

Finalmente los dos abogados defensores de los imputados, cada uno a su turno fueron desplegando sus teorías del caso. En el caso del letrado del profesor de Educación Física afirmó que se va a llegar a lo largo del debate al descubrimiento de la verdad material y la falta de reproche penal respecto de su defendido. Hizo lo propio el abogado de ambas docentes y entre otros conceptos hizo referencia a las implicancias de la redacción del proyecto y sus alcances.

Los imputados brindaron declaración antes de que comience la ronda de testigos, según la información brindada por el Ministerio Público Fiscal que no brindó los nombres de las personas que afrontan el juicio.

En esta primera jornada declararon los padres de la víctima, primero su papá y luego su mamá; un empleado policial, otro que arribó al lugar del hecho e hizo RCP a la niña, personal del Gabinete de Criminalística y de Prefectura Naval Argentina. Y por último una turista, de profesión enfermera oriunda de Mar del Plata, que arribó al lugar a acampar y sacó a la niña del agua e hizo maniobras de resucitación

Cabe recordar que el 4 de noviembre de 2022, se dictó el sobreseimiento de otro docente al que oportunamente se le formularon cargos por el delito de homicidio culposo, por no haber participado del hecho tal lo estipulado en el artículo 155, inciso 2 del Código Procesal Penal. A su vez el 28 de abril de este año fue condenada una docente, en el marco de un procedimiento abreviado a la pena de 2 años de prisión de ejecución condicional sujetos a pautas de conducta por el mismo término. Estas consisten en una presentación una vez por mes en el IAPL, la pauta de no cometer nuevos delitos y la inhabilitación especial por el mismo plazo, de no concurrir en su rol de docente a salidas al aire libre y a cargo de menores fuera del ámbito escolar.