Violencia de género en Allen: “Andate porque te voy a prender fuego”

Publicado el: 22 de julio de 2018 | Por:

Le formularon cargos y medidas de restricción por violencia de género y resistencia a la autoridad a un hombre que golpeo a una mujer con la que convivían junto a su hija. “Andate porque te voy a prender fuego”, amenazó a la víctima a quien agarró del cuello y le dio varias cachetadas. Le impusieron medidas cautelares, pero no quedo detenido.

La jueza de Garantías de Roca María Eugenia Gadano tuvo por formulados los cargos y dictó múltiples medidas de restricción contra un hombre de Allen a quien la Fiscalía acusó como presunto autor de los delitos de “lesiones leves calificadas por el vínculo y por haber sido perpetradas contra una mujer en el marco de violencia de género; daño y resistencia a la autoridad, en concurso real”.

El hecho, para el cual la jueza fijó un plazo de investigación de cuatro meses, ocurrió en Allen la madrugada de este miércoles 18 de julio, en el domicilio que el imputado compartía con la víctima y con la hija menor de edad que tienen en común.

De acuerdo con la acusación que sostuvo en la audiencia la Fiscal de Feria Silvana García, la pareja se encontraba junto a dos invitados festejando el cumpleaños de la mujer cuando el hombre “comenzó a ponerse agresivo”, intentó golpear a la víctima y la siguió hasta la habitación donde ella se resguardó. Allí derribó la puerta a patadas, le rompió el teléfono celular a la mujer y “la amenazó diciéndole “Andate porque te voy a prender fuego”, mientras que con un encendedor comenzó a prender fuego el techo”, situación que uno de los invitados logró sofocar de inmediato.

Siguiendo la descripción de la Fiscalía, luego el hombre “le dio cachetadas en el rostro a la mujer y la tomó del cuello, apretándolo, causándole escoriaciones lineales”. Fue entonces cuando los invitados llamaron a la Policía, porque “la situación ya era insostenible por la violencia”.

Al arribar el personal policial el hombre seguía rompiendo el mobiliario de la casa e “intentaron calmarlo pero comenzó a insultar a una uniformada y ante esta situación los policías intentaron reducirlo, resistiéndose M. con golpes de puño”. De esa forma causó escoriaciones en un pómulo a un cabo de la Comisaría N° 33.

El imputado, con la asistencia de la Defensora Pública Flavia Rojas, no planteó objeciones a la formulación de cargos. La Fiscal, por su parte, solicitó la liberación del detenido, quien carece de antecedentes penales computables, y en lugar de la prisión preventiva demandó una serie de medidas cautelares a las que no se opuso la defensa y que finalmente decretó la jueza.

Esas medidas son la exclusión inmediata del hogar familiar, debiendo una tercera persona -designada en la audiencia- presentarse en el domicilio para retirar las pertenencias del imputado; la prohibición de acercamiento a 200 metros de la vivienda y de la persona de la víctima; la prohibición de cualquier contacto telefónico o cibernético y presentaciones bimestrales ante el Juzgado de Paz de Allen. Además la jueza dictó medidas provisorias, atento la feria judicial, en materia de régimen de comunicación y obligaciones alimentarias del hombre respecto de su hija, conminándolo a iniciar el proceso judicial correspondiente ante el Juzgado de Familia al finalizar el receso de invierno.

Fuente: Dirección de Comunicación judicial de Rio Negro

 

Respuestas para este articulo

2 Comentarios
  • Silvía Liliana churrarin dice:

    Yo viví la violencia doméstica por parte del padre de mis dos únicos hijos que tenemos. Se lo que es soportar golpes, patadas, roturas de muebles oír la simple locura de un sujeto ido por su estado emocional difícil de controlar y por ser enfermo alcohólico. A Dios gracias mi vecina pudo denunciar y desde hace 20 años que no convivimos más. Fue un padre ausente evidente derechos que reclamé mediante la justicia( en cuanto a afectos y visitas) y obligaciones que no cumplió(cuota alimentaria) reclamé también pero lusa jueza Falasconi de Viedma, estuvo a favor del padre, ya que no tenía un trabajo estable y yo era *pudiente* oye ser docente. Que ella trabajaba PARA GENTE INDIGENTE!!! Los derechos de lis niños por el cumplimiento d percibir cuota alimentaria por parte de su progenitor LE IMPORTÓ POCO Y NADA!! AGRADECIDA ESTOY DE HABER DEJADO DE SER MUJER GOLPEADA Y DE HABER CRIADO A MIS DOS HIJOS CON MI TRABAJO DIGNO Y HABERLES INCULCADO BUENOS VALORES SIENDO HOY PROFESIONALES ELLOS Y EXCELENTE PADRE MI HIJO Y MADRE MÍ HIJA . SON MUY buenas personas.

  • Silvía Liliana churrarin dice:

    Perdón por los errores de tipeo, no revisé el escrito. Disculpas.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.