Grave pelea entre vecinos dejó a cuatro hombres en prisión preventiva

Publicado el: 14 de agosto de 2018 | Por:

Puntel investiga el caso.

El Fiscal Juan Pedro Puntel imputó a cinco personas (entre ellas cuatro hermanos) por los delitos de lesiones leves, amenazas y atentado a la autoridad en calidad de coautores. El grupo había participado el domingo en horas de la noche en una pelea entre vecinos que dejó como saldo a un joven de 18 años y a su padre, con heridas de gravedad.

La riña se dio en la vía pública y, según la Fiscalía, los imputados agredieron mediante golpes de puños, patadas y valiéndose de un ladrillo a un joven de 18 años. Cuando su padre intervino en defensa del joven, recibió una herida cortante en un brazo. Además a ambos los habrían amenazado con un cuchillo y un caño.

La situación culminó cuando fueron aprehendidos por agentes de la policía de Río Negro a quienes, instantes antes, les arrojaron piedras.

Puntel detalló el sustento probatorio y solicitó en la misma audiencia la prisión preventiva de cuatro de los cinco imputados basándose en el riesgo procesal. Destacó que poseían antecedentes penales o causas en trámites y que tuvieron una actitud violenta no sólo para con sus vecinos sino además contra la policía. Expresó además que, en libertad, los acusados podrían entorpecer las declaraciones de las víctimas.

La Defensa de cuatro de los imputados fue ejercida por Graciela Carriqueo y, de uno de ellos por Edgardo Corvalán. La defensora oficial se opuso a la medida cautelar, expresó que la investigación no se encuentra completa y destacó que esto fue una “reyerta entre vecinos” que incluyó diversas versiones contrapuestas. Los propios imputados, en la audiencia de formulación de cargos, brindaron su versión de los hechos ejerciendo su derecho a defensa.

Aunque solicitó que no se tengan por formulados los cargos, porque aún resta producir prueba, el Juez Adrián Dvorzak dio inicio a la investigación penal preparatoria por el término de 4 meses y dispuso que se mantengan privados de su libertad por los próximos 30 días. Uno de ellos en cambio, deberá cumplir medidas cautelares menos gravosas como prohibición de acercamiento a las víctimas para lo cual deberá mudar su domicilio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.