Viedma: intervino en una pelea de perros y perdió parte de su dedo

Publicado el: 16 de febrero de 2021 | Por:

Foto: Noticiasnet

 

Un joven de Viedma que intentó separar a su perro de otro que comenzó una pelea, se desesperó al ver que le habían arrancado una falange y mandó a las personas de los alrededores a buscar parte de su dedo. Lamentablemente nunca apareció y la secuela es permanente.

Este domingo 14 de febrero, un joven sufrió la mordedura de un perro en la costanera de Viedma, lo que le costó una falange de uno de sus dedos.

Fue alrededor de las 16.30 horas cuando Fernando llegó a la costanera junto a su novia y su perro. Mientras observaba la costa y sacaba fotografías de la crecida del río que se registraba en ese momento, su perro jugaba con una pelota, cuando de repente fue atacado por otro perro.

“Se abalanzó encima de mi perro y empezó una pelea entre mi perro y ese otro perro más grande que había agarrado del cuello a mi mascota y no la soltaba. En la desesperación y en cuestión de segundos intente separarlos metiendo mi mano, ahí el otro animal me mordió y arrancó por completa la primera falange del dedo anular de la mano derecha”, contó a este medio sobre lo sucedido.

“Por la adrenalina del momento no sentí dolor y no sé cómo pude separar a los animales”, reflexionó y contó a este medio. Fernando, al notar la gravedad de la herida que tenía en su mano, ya que le faltaba una falange pidió a las personas de los alrededores que intenten buscar esa parte de su cuerpo. Tenía la esperanza de que en el hospital se la pudieran coser, pero lamentablemente nunca apareció esa parte del dedo.

Un móvil policial llevó a Fernando hasta el hospital donde le realizaron las curaciones correspondientes. “Los médicos me dijeron que pudo haber sido peor, que pudo haberme arrancado todo el dedo completo, pero la verdad es que estoy en un estado anímico bastante complicado y estoy bajoneado por la situación que se dio en una cuestión de segundos”, contó.

 Conciencia

El joven, víctima de la situación contó a este medio lo sucedido con el afán de que se genere conciencia en las personas que tienen mascotas y los llevan a la costa sin las medidas de seguridad correspondientes.

 “Tienen que tomar conciencia de la importancia de llevar a los animales con los medios de sujeción correspondientes. Con correa, porque mi perro no es agresivo y el perro que me atacó supuestamente tampoco lo era, pero en ese momento se cruzaron feo y desconocieron a las personas. Me tocó a mí, pero si un chico se metía en medio de la pelea el otro animal le pudo haber sacado la mano”, refirió.

Fernando reflexionó desde su experiencia que “es un tema para abordar con urgencia desde el Concejo Deliberante, desde la municipalidad de Viedma y Patagones, porque en ambas ciudades pasa lo mismo. Hay que encontrar una solución definitiva”, remarcó y agregó que “debe haber sanciones económicas más grandes para quienes no cumplen con las ordenanzas y lleven a las mascotas sin sujeción en espacios públicos. Soluciones que nuestros concejales y las autoridades municipales debieran tratar de resolver porque las ordenanzas actuales que están de hace más de una década están bastante viejas y desactualizadas. Así este tipo de situaciones se van a seguir repitiendo”, finalizó el joven que perdió parte de un dedo en la costanera al tratar de separar a su perro de una pelea que originó otro animal cuya dueña lo llevaba sin la correspondiente correa.

LMC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.