Un joven viedmense fue denunciado por defraudación con inversiones en criptomonedas

 

Una denuncia radicada en la provincia de Santa Fe, acusa directamente a un ciudadano de Viedma en una maniobra de defraudación. En este caso puntual, la damnificada es de una localidad santafesina y aportó la denuncia a este medio. Hay más damnificados en la Comarca, el país y el extranjero.

El encuadre del caso se da por actos que podrían tipificar conductas sancionadas penalmente por los artículos 172, 173, inciso 2, 11 y 12 del Código Penal.

Según consta en la denuncia penal, a mediados del año 2023 la damnificada invirtió en una aplicación de Exchange de criptomonedas llamada CHILENO CRYPTO, la cual pagaba un interés diario dependiendo la cantidad de capital que se invertía.

“Toda venia totalmente bien hasta  que la plataforma en diciembre 2023 se cae”, se detalló en la acción penal que explica los pormenores del caso, advirtiendo que “muchas personas se vieron afectadas económicamente por lo que salió en varios medios y nos unimos a un grupo de Telegram que se llama actualmente CHILENOS ARGENTINOS ESTAFADOS”, refirió la denunciante.

“Varios afectados en el grupo empezaron a recomendar plataformas muy similares, y otros integrantes del grupo ofrecieron hacer Trading bajo la condición de un interés diario”, fundamentó la damnificada.

La mujer refiere que el acusado de Viedma JMF se comunicó con ella y otros damnificados para ofrecer un contrato mutuo con un interés diario (solo días hábiles) del 5% en un primer momento, por 20 días, lo que sería similar un plazo fijo mensual en pesos.

“En fecha 05 de enero del 2024 vía WhatsApp me escribe si me interesa invertir en Trading «SEGURO», diciendo que tenía un Broker en Viedma que cobra $60.000 de ingreso mínimo y da ganancias diarias todos los días (lo cual termino siendo mentira)”, explicó la mujer estafada.

“El día 11 de enero JMF me manda las ganancias diarias probables según el capital Invertido, con las indicaciones de donde debería enviar el capital si quería ingresar”, detalló aclarando que todas las operaciones que ella realizó fueron desde Santa Fe.

Después de analizar la propuesta durante unos días, el 16 de enero la damnificada le envío los primeros 60 dólares a su cuenta de Binance registrada con el correo electrónico a nombre del acusado. Todas las transacciones se realizaron en USDT (Se trata de una stablecoin. Son tokens que están atados a una moneda fiat, es decir aquel que es respaldad y reconocido por un Gobierno como tal).

“A la semana aproximadamente le envié mi correo electrónico vinculado a Binance (plataforma Exchange) para recibir las ganancias, y empezó efectivamente a depositar los primeros 12 usdt”, remarcó.

En el detalle de la denuncia, indica que “el día miércoles 27 de enero le volví a enviar 120 usdt y ese mismo día, pero por la tarde volví a enviar 840 usdt más, todo por la misma aplicación. En total al 17 de Enero del 2024 tenía invertido 1140 usdt de capital”, detalló.

“Le vuelvo a preguntar si estas inversiones son seguras, si el las garantizaba, porque yo le daba el dinero a él no a otra persona, ya que hasta ese momento desconocía un poco la operatoria, y me confirma que sí, que era seguro y él se encargaría de restituir el dinero. O sea, tomaba y asumía todos los riesgos”, aclaró la mujer a la justicia santafesina.

Con la forma de pago de intereses diario, se liquidaban al cierre de cada día los Intereses. “Empezó a pagar los intereses, al principio venia bien con quizás dos o tres días de demora, pero pagaba”, aseguró.

“A fines de enero acordamos retirar todo el capital más intereses a esa fecha, operación que se concretó con éxito. Atento que la primera operación del mutuo había salido bien, el día 13 de febrero del 2024, le volví a enviar 860 dólares para seguir obteniendo ganancias en Idénticos términos que el mutuo anterior. Dicha operatoria también se concretó por Binance. Y el dial 4 de febrero volví a enviarle 120 más. El día 15 de febrero le envió 700 dólares más y por último en fecha 19 de febrero 180 más, haciendo un total de 1860 dólares.

El 22 de febrero le envió un mensaje para que le empiece a abonar los intereses de todo el capital. Comenzó con alguna demora en el pago de los Intereses, pero de alguna forma va cumpliendo con pequeños retrasos. Al ver que no contestaba, la damnificada insiste y recibe como respuesta de parte de JMF que estaba en Italia que a su regreso a Argentina solucionaría las demoras.

El 9 de marzo, recién le escribió y comenzó a pagarle intereses de forma parcial enviando 500 dólares. Cinco días después canceló toda la deuda de intereses, pero seguía adeudando el capital invertido.

Según la denunciante, JMF realizó una publicación en el grupo de WhatsApp donde indicaba que a partir del lunes 25/03 al 25/05 iba a pagar nuevamente el 5 por ciento diario a quienes dejen capital y ganancias hasta esa fecha. También dijo que realizaría una encuesta para saber la opinión de la mayoría. La denunciante dejo el dinero hasta esa fecha, pero antes le preguntó si iba a pagar intereses compuestos y el hoy acusado le aseguró que sí.  

El 24 de marzo, ante una consulta de la damnificada no respondió y el día 26 le escribe diciendo que tenía CERO dinero en la cuenta.

Un día antes del 25 de mayo, cuando debía realizar los pagos correspondientes envió un mensaje al grupo de WhatsApp diciendo que se le había complicado y que había perdido capital por lo que no iba a poder pagar en término y tampoco sabía ni cuándo, ni cómo lo iba a devolver. Desde ese día, la denunciante no tuvo más contacto, por lo que se decidió a denunciarlo penalmente.

A la fecha, a la mujer damnificada le debe 4700 dólares, mientras que a la pareja de la denunciante, quien también hizo la presentación judicial, le debe unos 530 dólares.

Otros casos

La mujer de Santa Fe que denunció el caso y acercó la denuncia a este medio, por el momento prefiere mantener su identidad en reserva. Pero tanto ella como su pareja resultaron víctimas y son denunciantes.

En Viedma, al menos dos personas se comunicaron con este portal asegurando también haber resultado estafados por JMF. Uno de ellos invirtió todo su capital y ahora no sabe de qué manera sobrellevar la situación si el acusado no le devuelve parte de lo invertido. En el otro, unos 900 mil pesos fue la suma invertida que espera poder recuperar. También trascendió que en uno de los casos la persona damnificada habría invertido más de 25 mil dólares.

Semanas atrás, al dar los primeros detalles de este caso en las redes sociales personales de este redactor, una persona de Europa también dijo haber sido estafada.