Un edema pulmonar sería la causa de muerte de Soto: fue inyectado por un dolor de muelas en Regina


Días atrás comenzó a informarse sobre el caso de Diego Soto, un joven de 23 años, quien murió en el hospital de Villa Regina luego que le inyectarán un medicamento para tratar un dolor de muela.

La familia de la víctima denunció por mala praxis a los profesionales que vieron a Soto, por lo que el Ministerio Público Fiscal tomó cartas en el asunto. Desde la Justicia ordenaron una autopsia, y según lo publicado en un artículo de AN Roca, trascendieron los datos preliminares, en los que se explica que un edema pulmonar agudo fue la causa del deceso.

Según publicó LMC, el mismo portal (An Roca) señaló que aún restan conocerse otros estudios relevantes, los cuales demandarán mayor tiempo.

El caso tuvo su inicio el pasado martes, cuando Diego acudió a la guardia del hospital de Villa Regina por un fuerte dolor de muela. Tras colocarle un inyectable para aliviar el dolor (el cual estaría compuesto por diclofenax y dexametasona), el joven regresó a su casa, pero allí comenzó a experimentar una parálisis en sus brazos y piernas, por lo cual sus familiares decidieron volver a llevarlo a la guardia, pero terminó sufriendo un paro cardiaco y murió.

“A las 4 de la mañana me llama mi mamá para ver si podía ir a ver a Diego a la casa, y cuando llego él estaba sentado en el piso y me decía: ‘Aldi no me puedo mover, no siento las piernas ni los brazos’. Llamamos a la ambulancia y no vino. Entonces con mi papá lo cargamos en una reposera en la camioneta y lo llevamos a la guardia. Recién estaban dignándose a salir los de la ambulancia. Él estuvo consciente en todo momento, pero no se podía mover ni bajar”, contó Aldana, hermana de la víctima, en una entrevista con el Noticiero Central de 24/7.

Asimismo, la mujer agregó: “En la guardia estuvo en observación, y con él estaba mi mamá hasta las 5. Pero luego a las 6 nos avisaron que había entrado en paro, y no nos decían nada más.

Tocamos reiteradamente la puerta para que nos digan algo, pero no tuvimos respuesta. Luego una médica nos dijo solamente ‘hicimos todo lo posible pero no superó el paro cardíaco’. Nunca nos explicaron su parálisis, ni nada de lo que pudo haberle pasado”.

Además de las tareas que lleva adelante la Justicia, se conoció que tanto el Ministerio de Salud y como las autoridades del Hospital de Villa Regina están trabajando en una investigación para determinar lo que sucedió.

 

Fuente: An Roca – LMC y Noticiero Central de 24/7