Tuvieron que suspender un allanamiento por caso de COVID en Viedma

Fue en jurisdicción de la Comisaría 30


Un allanamiento que iba realizar la policía ordenado por la justicia tuvo que suspenderse porque una de las personas que estaba en la vivienda tenía diagnóstico positivo. Los testigos se negaron a entrar al domicilio.

Un operativo policial del tipo allanamiento que pretendía realizar la policía ordenado por la justicia, se tuvo que suspender porque una de las personas que estaba en una vivienda a allanar tenía Covid-19.

Según informó LMC, el incidente ocurrió en jurisdicción de la Comisaría 30, más precisamente en el barrio Guido donde se debía concretar un allanamiento dispuesto por el juez Brussino Kain en una causa por un hecho caratulado como «hurto» perpetrado en la localidad bonaerense de Carmen de Patagones.

Al llegar a la vivienda en cuestión, una mujer de unos 60 años atendió a los uniformados advirtiendo que no tenía inconvenientes en que se concrete el procedimiento policial en la vivienda, pero les advirtió que estaba transitando un aislamiento por estar contagiada de coronavirus.

Los uniformados notificaron lo dicho por la vecina a la Oficina Judicial desde donde determinaron que ante la situación planteada y considerando que las personas que oficiaban de testigos no querían entrar al departamento en esas condiciones con altas posibilidades de contagio, se suspenda la medida judicial para preservar la salud de los uniformados y testigos.

La causa caratulada como «hurto» tenía intervención de la Ayudantía Fiscal de Carmen de Patagones por un hecho delictivo sucedido en esa localidad y se solicitaba la disposición judicial y policial en la capital provincial de Río Negro.