Son cuatro las personas imputadas y detenidas por el homicidio de Facundo Bargiela en Bariloche

El lugar donde dejaron el cuerpo de Facundo Bargiela – Foto: MPFRN

Durante la mañana de hoy, el Ministerio Público Fiscal formuló cargos a otro hombre sospechado de la autoría del homicidio de Facundo Bargiela, quien fuera detenido el día jueves pasado y su defensora pública penal había solicitado plazo hasta el día de hoy para analizar la evidencia existente en el legajo.

Con esta audiencia son cuatro personas imputadas, tres como coautores y uno como partícipe necesario del delito de homicidio agravado. Todos ellos cumplirán prisión preventiva hasta finalizar la investigación preliminar.

Se le atribuyó el delito de homicidio agravado por haber sido cometido con el concurso premeditado de dos o más personas, con alevosía y mediante el empleo de un arma de fuego, en este caso en calidad de coautor y continuará detenido con prisión preventiva hasta finalizar la etapa de investigación penal preparatoria.

El hecho, que relató el fiscal del caso en la ocasión de la anterior formulación de cargos a dos imputados con la misma calificación, es el ocurrido entre la noche del 7 y el 9 de abril por la mañana, cuando fue hallado el cuerpo, en un lugar que sería ubicable entre la intersección de la Avenida Esandi y la Ruta de Circunvalación de San Carlos de Bariloche, a la altura de la planta de Edersa. En dichas circunstancias los imputados “siguiendo el plan criminal que previamente habían consensuado con éste, se trasladaron hasta la zona referenciada a Facundo Bargiela en un vehículo Chevrolet Onix Plus de color blanco con vidrios polarizados. La víctima había abordado el vehículo, en la calle Quaglia entre Mitre y Costanera y se había ubicado en el asiento del acompañante».

Hasta allí Facundo Bargiela se había acercado de forma voluntaria, previa comunicación con dos de los imputados efectuada en un ámbito de confianza. Luego lo trasladaron hasta la Avenida Esandi en cercanías a Beltrán. Lugar donde uno de los tres indicados, abordó el vehículo por la parte trasera situándose detrás del conductor. Luego de ello continuaron con el trayecto hasta el lugar de hallazgo del cadáver.

Uno de los hombres, que se trasladaba en el asiento trasero del rodado le efectuó un disparo a Bargiela con un arma de fuego, por la espalda, de manera sorpresiva. Actuando sobre seguro y sin darle posibilidad alguna de defenderse. De modo concomitante los nombrados atacaron a Bargiela mediante golpes en diversas partes del cuerpo.

Los imputados actuaron en convergencia intencional, acuerdo de voluntades y concurso premeditado, habiendo tomado parte en la ejecución del hecho. En tanto que el imputado en la primera audiencia, prestó una colaboración esencial en la ideación del plan criminal y en lograr mantener engañada a la víctima en función de la relación de confianza y amistad que los unía.

Describió el funcionario del Ministerio Público Fiscal la evidencia que sustenta la acusación en referencia a este imputado, tales como el relevamiento de cámaras de seguridad privadas y públicas realizadas por el Área Judicial de Investigaciones que dan cuenta del mismo manipulando el vehículo en que se habrían trasladado, Informes de Oitel y policiales respecto del impacto de comunicaciones en antenas de teléfono celular, el informe de autopsia, acta de procedimiento en el lugar del hecho y del allanamiento en la casa del imputado. Comenzó esta enumeración de elementos colectados con los testimonios de los familiares de la víctima.

El imputado fue asistido por la defensa pública penal; quien no se opuso a la formulación de cargos ni al plazo requerido para la investigación. En cambio adelantó que trabajarán sobre otra teoría del caso.

El Juez de Garantías que interviene en este legajo tuvo por formulados los cargos por homicidio agravado por haber sido cometido con el concurso premeditado de dos o más personas, con alevosía y mediante el empleo de un arma de fuego como coautor. Otorgó cuatro meses para llevar adelante la investigación preliminar, hasta el 11 de agosto de este año.

Impuso la medida cautelar de prisión preventiva por el mismo plazo en que se llevará adelante la investigación. Rechazó el magistrado la petición de la defensa pública para que la misma sea de ejecución domiciliaria con dispositivo de rastreo electrónico, por cuestiones de salud del imputado.

La medida cautelar fue solicitada por la fiscalía, atento al riesgo procesal de entorpecimiento a la investigación y el peligro en la demora.