Siete años de prisión por el abuso sexual que ocurrió en un consultorio de Cipolletti

Mariano Marques estuvo con prisión preventiva domiciliaria y llegó al juicio monitoreado por un dispositivo electrónico. Foto: LMC

El odontólogo de Cipolletti que fue hallado responsable por el abuso sexual de una paciente deberá cumplir una pena de siete años y seis meses de prisión. El caso ocurrió en noviembre de 2020 y el juicio se hizo en diciembre del año pasado. Durante el debate se escucharon más de 30 testigos en nueve jornadas de audiencias.

Según la denuncia de la víctima, el 18 de noviembre de 2020 ella había asistido a un turno programado con su odontólogo. Una vez en el consultorio de la calle Mengelle de Cipolletti, el profesional cometió el abuso sexual. Después se subió a su camioneta y manejó en dirección a la ruta 151. La mujer pidió ayuda, intervino la policía y el hombre fue detenido.

Mariano Marques estuvo con prisión preventiva domiciliaria y llegó al juicio monitoreado por un dispositivo electrónico. Esta semana se realizará una audiencia que fue solicitada por la fiscalía. El Ministerio Público ya adelantó que pretende la detención del profesional.

El tribunal se conformó con los jueces Marcelo Gómez y Julio Sueldo y con la jueza María Florencia Caruso. Por la fiscalía intervinieron el fiscal Santiago Márquez Gauna y la fiscala adjunta Anabella Camporesi. La querella estuvo a cargo del abogado Diego Quiroz en representación de la víctima y el acusado fue asistido por Pablo Iribarren y Oscar Pineda.

El control de acusación comenzó en junio y en octubre de 2021 la Oficina Judicial fijó fecha para el debate. Es decir que el proceso se resolvió dentro del plazo aproximado de un año. Con la declaración de responsabilidad que se dictó el 30 de diciembre, las partes ofrecieron nuevas pruebas y se hizo la segunda fase del juicio, correspondiente a la determinación de la pena.

A través de la plataforma Zoom, el juez Marcelo Gómez expuso los argumentos para condenar al odontologo a siete años y seis meses de prisión por el delito de abuso sexual con acceso carnal. La sentencia lo inhabilitó para ejercer la odontología por el mismo periodo de la condena.