Recurso denegado a un hombre condenado por abuso, abandono y muerte de una niña

Marcos Nicolás González

El Superior Tribunal de Justicia rechazó el recurso extraordinario federal por el cual la defensa intentó impugnar ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación la condena de 31 años y 6 meses de prisión que recayó sobre un hombre de Lamarque por los delitos que en 2019 terminaron con la vida de una niña de 3 años. La sentencia aún no está firme, puesto que la defensa tiene como última chance la posibilidad de presentar una queja directamente ante la Corte nacional.

La condena fue dictada en septiembre de 2020 por un Tribunal de Juicio de Roca. Contra aquella decisión, la defensa penal pública presentó cuatro recursos que fueron rechazados sucesivamente por el Tribunal de Impugnación y el Superior Tribunal de Justicia. El extraordinario federal denegado esta semana fue el último de esos recursos.

El imputado Marcos Nicolás González fue declarado culpable de los delitos de “lesiones leves calificadas por violencia de género, reiteradas en un número indeterminado de veces; abuso sexual gravemente ultrajante, reiterado, doblemente calificado por el vínculo y por la convivencia preexistente; corrupción de menores agravada por la edad de la víctima y por ser el autor persona conviviente y guardador; desobediencia a una orden judicial y abandono de persona seguida de muerte”. En tanto que la madre de la niña, a raíz de una sentencia que ya está firme, cumple una condena de 24 años y 7 meses de prisión como coautora o partícipe necesaria de los mismos delitos, y por tenencia de pornografía infantil agravada en un teléfono celular que compartía con González.

Al plantear el recurso extraordinario, la defensa sostuvo que “sus objeciones no han sido debidamente tratadas” en las instancias anteriores y pidió “la concesión del remedio intentado y la elevación de la causa al máximo tribunal” del país.

El STJ, al rechazar ese planteo, concluyó que “la Defensa no logra acreditar la configuración de una cuestión federal de entidad tal que amerite la especial intervención del máximo tribunal de la Nación”, “ni pone en evidencia la arbitrariedad que denuncia”.