Muerte en el boliche: “Sentía como se me iba la chica de las manos”

Publicado el: 27 de enero de 2017 | Por:

“Sin palabras, sentir que se te va una vida de las manos, estar ahí y tratar de ayudar pero se te va. Fue poco o muy poco sé, capaz llegue tarde, pero sentí tus latidos, sentí tu pulso, pero de la nada se fue”, con esas palabras reflexionó la persona que intentó salvarle la vida a la joven que murió tras descompensarse en un boliche de Viedma.

Estuvo ahí, hizo lo imposible por ayudarla y se fue con la sensación de haber hecho algo positivo por esa chica descompensada en la vereda del boliche Margarita durante la madrugada de este viernes. Pero se enteró que la joven murió y se sintió devastado.

Esa sensación es la que tuvo quien asistió a la joven en las afueras del boliche y nos contó su versión que desnuda ciertas irregularidades que se registran. Contó con detalles lo sucedió, pero con la condición de no exponer su nombre y el medio de la respeta.

“Yo estuve ahí con esa persona, estuve haciéndole primeros auxilios.  No puede ser que estén alrededor de 7 personas sin saber qué hacer, entre ellos 2 guardias de seguridad, el mismo dueño más  3 policías, sin saber que hacer, sin saber practicar primeros auxilios”, reflexionó el joven que le practicó primeros auxilios a la mujer descompensada.

Contó que intentó, trató por todos los medios esperando la llegada de la ambulancia que habría tardado bastante en llegar. “La ambulancia tardó casi 25 minutos en ir al lugar. Mientras tanto estaba yo ahí tratando de reanimarla, tomándole pulso y demás, pero todo eso lo poco que se de primeros auxilios fue en vano”, reflexionaba y se lamentaba por lo sucedido.

“Cuando salí La vi ahí en el piso. Supuestamente otra chica que estaba ahí decía que tenía ataques de epilepsia. Ella también trato de animarla. Llegué le pregunté  y me decía eso” contó quien hace unos años hizo un curso de primeros auxilios y trato de recordar los pasos para ayudar a la joven descompensada.

“La coloque de costado y le pedí a La gente de ahí si tenía algo como para ponerle en la boca para que no se muerda ni se ahogue con la lengua. Mientras tanto, le tomaba el pulso. Se sentía, pero pasando el tiempo cada vez menos hasta que no sentí más los pulsos y comencé a reanimarla, para todo eso recién llegó la ambulancia”, detalló.

“Cómo puede ser que los policías no sepan primeros auxilios, o los guardias de seguridad no tengan un protocolo ante estos hechos y que una persona que estuvo dentro de su local bailable salga, se encuentre con esta situación, mire a tanta gente al rededor y que nadie sepa que hacer. La verdad mucha negligencia. Estuve ahí y sentía como se me iba la chica de las manos, hoy cuando me enteré me destrozó totalmente”, finalizó el joven.

Durante la mañana se realizaron peritajes e inspecciones oculares en el lugar donde se supone que la joven cayó descompensada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.