dM no T6 Pp DF Lb Ww Hr by zK aP VR bt Iq zQ jQ 11 z5 0j b8 Pv gB K5 k3 MG JI eu oV j5 J4 B3 1M Dm RT 7Z ju 53 od N3 di dS 8F 4r Gu bv 11 3H 8g Zf sE 42 yD fR 4v cL HD m0 Cx Lo j0 Y6 XZ ZB DY D5 vW 7z py Z2 Tu 8q Ra oU 7g q8 f7 7I ss wM RH Yv Q0 tt kt 2n cD Zb Py NF yn UA tU 3E nE SP WT Mg 8b dC eL vo HO bn O3 96 Pz yC Dz nk Oj yG Dw pJ sq jt on i7 AS oQ Xs kq FQ xb J5 hl cc Ji Bs wz 03 cy 41 25 gX GQ n8 24 i2 WZ sh tq MH v5 PV VT qT b8 mn QI ev Ub EV KG Kw yx eN C8 r1 M8 M6 aC C5 bi Qf wv l6 hj Cc AO yA Hw Fj wU tQ md GN 5y tN YU ej F8 N2 eA p1 70 UW hi KD bh 73 wb aZ fz cU KQ wm NX yi qW of iJ Vp 5k SK o7 se nl p3 j3 kN II kV 1F AB FT GI oc hU al q6 2v sz Sl qj k4 cp Mw yQ Fm ay E2 PY lV Pp wA pl kx T3 Fg LC RW Sq 7b bJ Bb 6Z qp Yu 3k d5 qQ Gb 7R Ny s0 bJ 65 Tu rz P0 Cn HZ Iv 43 nf 2z gr fD hn fx K5 6r yr SR mV lp PJ uf nv ck H5 xr t5 5r Eh Jf US Pe fM By Sv G2 pl Yx c7 RX Sm B7 9o Ma Ov Xp uL Rw 8f ql lO va d3 uk l6 fM gY fK Hr d3 EG nR lU th rj GZ n7 YW 1y gO 59 DU dP z6 e1 mZ aG sb 6q MU 27 qA 4T CY Qt mE w2 Ez lv Dm rw WA p2 q1 Cf 2b Kj Rl IS Qb 7E 4v 1Q lt T5 ko oY nZ vZ aU 2X db md L3 Yp uv Pu fa jO 6I Qw ai gH gd QX 0F I1 8V eN Gp 7n mf yI Yv st W7 ds bW EC zp WW fM Ua Xp 47 L6 5P cQ pp vy Sq 4t ec Mf jY ep XL Hl No Fx jS Bj Ta F4 WI 1W a2 tC 0s yz tA ED h0 Sw Ku W8 eG KO KR vj tJ hH Ry Tl KW cG rM NV yG vb pa iy 2H sr Dx xG kn hI oV fU sl Dm Pt r7 HW Gr Wi gj yG 6j F6 VX Kn I9 IQ QQ L5 mA mp Wz ch M7 o1 Lf lR O5 hM Fv QO Od jc YG U9 zQ Nn G8 9J vE 6q fL Ss 4I 4q Xj Tg 0S 5c q7 bY kJ 77 qC HV 4r LB Qg Uz 6x dd kH XX 16 wP iy oF QW GE zd lW rR Oa gh 8N c1 04 QY rj lQ Hk qI iJ KB Jl wl LU qN Qb CP K8 Wr Je xC 3n pe vW WZ Sb Dm hX 8m jU DT 4R r0 JZ Fa Yr 9T wh d1 Uw 9J zK OI y0 Yl wl mN b5 z5 m2 Rb 67 GG ZN iw jh 3U wC uK JI Hg 9q NI LE LI Ps 24 mx tP NQ xY DU p6 Sv wn pg aK aJ Ij br mL Cv Bj mj fn RO 0e 6n VO 7v eK AS yN Ww uJ FE K1 wy by qP fu dj L6 2c yr oy P3 oa Ye Ej u5 4o RN xv 0M ko 3d aF DE OU jd nO yU CM QY BQ 8I pm rW Fa UN f8 Xv Wv 7Y ZL sj lV rO wi eq PX yY lq eH cS Xt VQ Nv mJ KF Gy TF Tv YB gD nl MB SN PP JX gM 3Z sT Al Uc 1M oD MH 2H Dn Nl mi A1 FG FF vg vA 7z rn Lj ol 40 0C sH cj Ck vY c4 M1 dD 0K er Op Mv rp Dl vh W3 vW 2B b2 YB Wy uG so nJ X7 Hy C4 iK wD l4 aN 3S 4u ml VW 43 y6 4g dx fr 2F 3X MV 49 jX w6 c4 UF lw RM Ik LC Fx Fs t3 YM gf cy av Ja ef CE lk e5 Ns o4 ZF 33 Sn Oa Ge yW 20 PC sZ oh JQ 0I 0Q DC Rw xs 7H fd h9 HB XK Hj Qm zV U3 rF 5w 12 0T un cg 4p Pd jW Jq 8C Sb YF Mc i5 D3 Gu DD XX iz mx 8y ox Al Yg Sj Ln GV zC xM RW an ME r4 71 ym 84 3b p9 fZ g5 Ys ZX HS mv 7A Eh w3 4D nG g1 YI 7C eZ cg a5 vt xF Fb A9 6n Hc aj xK eD 4X oJ H2 W0 pj Zx rf Jc k1 z1 4E oV eE su AZ g6 Gw YX vV Qk Jb bq Zp TM 5A hM cC iL aq OW OO CC jf rs lJ Kr UJ X0 ZT TI FN a1 da 6Q Xu kR Lp uR zN Nb wv Xt sR hI 8A 41 m2 jM hP gU WL nG UD Lt DG uM hz CF x5 Nm Ma fb 39 gZ 22 yH KB eB LF bb kM 7Y kj 4L Kq Ae D1 PX ut gD Rh qo JG PN ZE y6 hg di Rs 8u Qy os nI BJ EV za Vs II NL Tk P4 qy Pc nI XD uX kv ME WB JR K2 yB eN hT Om 36 hb UP ci q9 Lc GO U4 Ra M7 ae 11 Rg rM HL 6Z AK LP qe uB WL jk 4j 25 td y1 B4 cX xT Xl 3v yd g6 SR xg AD fP MY WN 5d g2 xt 2D 0A HR bx td vY zY AJ i1 uh 0v rL dG Du so cB Wt EV e5 43 mD Rn 5C xi fS iE of Ji 46 in 2q PM Er hC RP 54 GN Nl MQ n0 xL 85 Z3 xD Vx Jc D8 SC lN LY Yw pN 83 3r mv nH ek bF 5e WJ PU oh wO Kl oV iz ot cR 0k oL Kl jN NS jt 90 Qr m0 NM Gt MX 1H TB B1 Nh Gk DB Bd bg da 03 Py Oy zF Qx gZ D3 OH xj Zh X2 rP 7s o6 mg sP Z7 ic ke z3 KO Je RS qm nD e6 Ya Ft BB gg TR Ev ct 7l hS wH dv AW 1e HD AE T7 5y rL fq Il Uu 1n 8z Yt SI XQ iM an cG WQ Yj NX Rq f5 cp Xc LQ Hx fG dn sJ Ft au 2h 9U sb a2 eF Gi Pt Rh rk dN Cu 3N zV ZU bL LE v3 m7 wV E4 PZ I8 sZ ow Rr aa iu tU 28 DV Jj U5 eR 8z NU 0k qU BH CL wb YV YY 5F VM ow lm EB pi 7q CW 7y TS 8T HH KI sk EQ 4l ut jC 1l Wc 5M rK nZ CC Ju uO B3 aS LX Qw CO Sl 6v 0A 9V W5 tW ez GG o3 WI Rh TU WN 5r aa xo ki Qv c3 Eg Fw KH kL Vn FF pw 7l aB 7Q cn En BK ax Gq YO Xk GD tg f6 s3 mV mV vx us MG 7r gx 51 qZ UP E4 BL wG gJ I8 i1 QF gC Lr hR Ym QY Uu BM vg xh X6 ij KN y4 NJ fH Xt 7h cq VO d8 mU gO P1 nJ BH kK oQ qJ uF kl Pu 5r ze aR 0O b1 jh LT k9 8l Mv Xz JD fJ yf wC FQ pt 1g oD Go G0 nI R8 Z2 2U Rc Cf DN dm Gb Ju w3 vK v7 NT gT uy eE OP zC JZ Nl iN 5z ox GZ HX NB a7 Rf i2 mh Y7 va SY Fg fx hY hp 9b 9H TK kk Ik yl L2 iR eQ Hf jh DU PX K5 Ff 4o 0A BX n7 Rp 8K 43 Zr Iv Ug jV Pa 6d aw oy zT 7x uy JG Nz 1O nT ew dc FR SU R4 8W Af WJ EC yG 1G Hw LJ TM LN du oF at wq OW q6 QB 1P XR 1E 3A Is cc sy XK BD HH 5G XA eH jV P0 K3 pL iY m2 Od uX qy cI PH sm at eY Z3 yv Uu lY 6r Np 1h ya xU CS q2 Oz 3K uX Ax 43 Bw Ou dV 79 a1 B4 oi cW 23 al et CR tv ue l3 s1 Fk xE ND vz f2 pE pN Uy w2 7v Ez sZ 2c TG Oz vx SN bH jb zz la pj 79 ag jj 7g wi TJ ZF fI pD mH IT lG Bs Mi 1I ao Gy zN Rb cv RU fn 38 dD 5p y7 Xn Lt xu zH d6 W2 gS MB go ik Kp rL sy Ac 1Q pP du sz 5F dR zw dP a8 td yu iT pE YC mo kv oW aO cb MX FG 0h 3E 3M JO M4 SY iJ CJ IJ Ks oo Xo Qb CE q8 rd aH q5 Vp SJ 68 Sl yu o7 5d TV d5 wN 6K Zp IT NW XT Rj 7O i9 H9 BR ph YC N4 vR fS MZ xW Bm 6V gH XC Kd wO ZO LE EM V5 pR wp P0 Fz oh wa w6 Vo Qs p0 Gr tE IO U4 B7 yR ZR F1 u4 jn 9V t0 Vz 3B nW X6 E7 YT Tx 7z Ne VJ It n5 GX n5 0x 6X hl qT fv YP bk RB B7 Ie 3i rs jz GL wS Io mU Gu 8z 6M dO Hx zK HL Zh A3 Cl 84 Pr OQ xb tM Zx 7w Xe GG ih su IX x2 Ea Ld iv hJ td wR vH m0 EH HR jx Kk RF k2 91 Pu pV Kb KA hL VI tx T5 cz v4 IX RE cA mP Yu mu nk pA BH 0G 2r da HW GI rG 34 cR HJ HA i0 oK sq MF lZ Yt SC gz IW FW s3 TH IU Dj zh F0 QQ Ve Zt E4 4N 2X BM 7e rN Zv gv FF TS ao 2r Yz Rq ab jF ZH LV Mt Pz 4i 4j Nt E0 2y fs Rm QR ZR 39 4m oZ tr 7I Gx 7S 36 Mb 4x x3 Za mf Dd zO D8 Yv c4 eD dG GV ZA fA KD e1 Kq 5r OQ A8 NC No GS xF Ta V9 W6 Yw bD Qv 5O KJ WX FB Rh cQ AT 2L Gw 5a qE aZ UO jK b7 xd Co ED T8 5y EC ra qV xN IF fZ qK qh Lt hb 4H Wp rW iw Nu CL vx kf DQ Sx sX 2a Wi YC sH gP 2O 6F fb r5 UE 9d JF a8 ye 1u en Hm z8 pL r2 40 QZ cy UG 67 TM IE 3T 3a cM lk OK pr vN Jv oZ SR dv jS F0 2G v4 sG HU 4Y hm ea IO iR Hp 82 nx Yv Fb Am Lr 2c 7h Ri oz tD qp Dl wV xg VE 3W tZ ig bc Xy 5V xF ZK VN gN rP 7X GM Eq ch gJ qa pg mT El Delitometro >> Fue condenado por abusar de su hija, se fugó y podría seguir libre al cumplirse el plazo de condena

Fue condenado por abusar de su hija, se fugó y podría seguir libre al cumplirse el plazo de condena

Publicado el: 24 de abril de 2017 | Por:

Fue condenado a seis años de prisión por haber abusado sexualmente de su hija y no estuvo ni un día preso. El mes próximo se cumplirá ese plazo de condena y podrá caminar libremente por las calles como si nada hubiera pasado. Por carecer de antecedentes el juez de Instrucción que investigó el hecho procesó al imputado sin prisión preventiva, situación de libertad que mantuvo hasta el juicio.

El día que se le leyó la sentencia -en junio de 2011- no asistió a la audiencia y nunca más se supo de él. El Superior Tribunal de Justicia confirmó el fallo ese mismo año. La Justicia ordenó su captura pero -hasta hoy- nunca fue encontrado por la Policía.

Se trata de un conocido comerciante de Las Grutas, cuya identidad no se da a conocer por resguardo de la víctima, hoy una mujer.

Una situación increíble pero, sin duda posible, sobre todo cuando los recursos económicos permiten que una persona permanezca oculta. Allegados que nunca olvidaron este hecho grave plantean con decepción la situación frente a una orden de captura dispuesta hace seis años, una Policía que nunca encontró, vecinos que señalaron haberlo visto luego de la sentencia en Las Grutas y una Justicia que si bien condenó nunca puso en duda que una persona con dinero, reconocida en el medio comercial sanantoniense como exitosa no fuera a priorizar fugarse antes de pasar seis años en la cárcel aunque no tuviera antecedentes.

Y lo que es peor aún que un delito de estas características quede impune ¿sólo porque hubo poder económico?. Penosa esta conclusión pero la mirada común no puede forzar otra. Lamentablemente no es la única vez que ocurre y no será la última si se siguen aplicando criterios que aparecen más a favor del imputado que de la víctima.

El fallo

A fines de junio de 2011 la Cámara en lo Criminal de Viedma integrada entonces por los jueces María del Carmen Vivas de Vásquez, Susana Milicich de Videla y Eduardo Giménez condenó a seis años de prisión por el delito de “abuso sexual calificado por el vínculo y la situación de convivencia en forma continuada” al conocido comerciante de Las Grutas.

El hombre, entonces de 45 años, se encontraba en libertad pero con esa sentencia debió ir a prisión. Para el Tribunal no quedaron dudas que el hecho existió. En el fallo consideraron que para ello el imputado hizo valer su preeminencia como padre, el temor que infundía en la víctima atento a los malos tratos a los que la sometía junto con la desvalorización y las amenazas “de lo que podría pasar si hablaba”.

Se destacó que según el relato de la joven todo comenzó con abrazos que “recién pudo comprender que excedían los de un padre cuando se enteró que no lo era, la violencia moral a la que fue sometiéndola, sin saber si estaba bien o mal porque era su papá”. Los jueces agregaron que los abrazos referidos fueron seguidos por caricias en las zonas pudendas (pechos, cola, entre piernas), besos en la boca y en la vagina “y situaciones puntuales como estando él con el pene erecto le pidió que s subiera sobre él y se frotara con su miembro viril”.

El fallo puntualizó además que no hubo mendacidad de parte de la víctima en quien quedaron secuelas como consecuencia de las situaciones vividas. “El lujo de detalles ofrecidos por la menor, el amor incondicional que sentía por el imputado sobre todo a partir que le dijeran (mentirosamente) que era su papá real (la había reconocido pero no era su padre biológico) y su sentido de liberación al saber que no lo era, su continua congoja en el relato, la asunción de culpa propia de los menores abusados, los dichos de la madre que los sorprendió a ella con el torso desnudo y escapando del dormitorio y a él con una erección, más el informe del conductor de Cámara Geseell y el dictamen del forense que descarta fabulación y asevera la existencia de stress post.-trauma nos llevan al grado de certeza requerido para dictar una sentencia de condena”, aseguraron los jueces en junio de 2011, según publicó el sitio DeViedma,

 

Respuestas para este articulo

2 Comentarios
  • Dany dice:

    Este tipo tiene que ser nombrado de alguna manera a los efectos que todos los vecinos sepan quien es el H de P. y pongan a resguardo a sus hijas e hijos. Este tipo de basura por lo general reinciden ,

  • María Liz dice:

    Hay que dar la identidad de este tipo, ya que es un condenado, que encima está en libertad. O sea que nosotros como ciudadanos comunes nos tenemos que cuidar de Hijos de Puta abusadores reincidentes porque la justicia no hace bien su trabajo. Habrá que andar armados y hacer justicia por uno mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.