En primera persona: Hablo la mujer que todos ven abandonada en las calles de Viedma 

Publicado el: 22 de abril de 2018 | Por:

 

 

Una mujer en situación de calle en Viedma que fue corrida de una vereda contó a este medio sobre la situación vivida con la policía y nos dio detalles del momento en que está pasando. Es de Mar del Plata y pernocta en las calles de la Capital rionegrina durante las noches.

 

La mujer se dedica a limpiar por pequeñas sumas de dinero y en la tarde del martes, cuando fue corrida de la vereda sobre la calle Colón uno de los cronistas de este medio dialogó con ella y dio detalles del momento que está atravesando.

 

Llegó el 10 de marzo a Viedma desde la ciudad de Mar del Plata de donde partió el 13 de enero. Desde ese día duerme en las calles y transita de lugar en lugar hasta que la policía la corre ante cada reclamo de la gente. Ya había sido corrida de la terminal en alguna que otra ocasión.

 

Ante una situación similar, esta vez en calle Colón, uno de los cronistas de este medio se acercó a dialogar con la señora quien de alguna manera se descargó por todo lo que viene viviendo desde hace ya alrededor de 45 días.

 

“Quieren más Poder, más plata, para que quieren tanta plata, de que les sirve tanta plata, eso los hace más felices”, se preguntó la mujer y contó sobre una limpieza que hizo y no quisieron pagarle 50 pesos. “Le limpie la casa con las manos toda la mugre que tenía y sigo limpiando, limpie el hospital y ahora me mandan para acá a limpiar el comedor. No, que voy a ser la pelotuda de venir a limpiarle la mugre a ustedes”, contó la señora sobre el acontecimiento vivido el martes.

 

Hizo referencia a la limpieza de un lugar al que denominó el convento, pero señalaba al sector donde funcionaba el asilo para personas en situación de calle.

 

Con una gran cantidad de cajas a su alrededor, la señora hablo sobre el accionar de la Policía y se preguntó para que les pagan, si a ella no la cuidaron.

 

“La policía de Río Negro siempre me trajo problemas, yo soy rionegrina, nacida en Cipolletti, pero siempre la policía de Río Negro me trajo problemas, en cambio la de Neuquén no”, opinó sobre el momento en que la corrieron de la calle. (Ver detalles en el vídeo)

 

Con un cigarrillo en la mano y la voz tomada, la mujer se preguntaba donde dejar sus cajas en algún lugar para poder moverse tranquila y buscar un lugar donde dormir.

 

  • ¿Se va a quedar en la noche dando vueltas?

 

  • “Si, para ir y que después me saquen no, basta de dolor acá, es muy triste, mucho dolor. Y en el hospital ni hablar, ni que hablar. Porque el dolor de los pacientes, el dolor de los chorros, de la falta de respeto y educación generan más dolor. Ya basta de dolor, por suerte ya me queda poco”.

 

Con las cajas a cuesta, donde lleva su baño (mostró un pequeño balde donde realizaría sus necesidades. – “No hay baño en ningún lado acá”, se expresó mientras mostraba las cosas que tenía guardadas en las cajas como por ejemplo un acolchado al que denomina “su cama”.

 

La mujer, a quien mucha gente en las redes identificó cuando se publicó sobre el acontecimiento en la Terminal de Ómnibus de Viedma dice que analiza regresar a Mar del Plata, ya que cobraría un monto de dinero y compraría los pasajes para hacerlo.

 

En Viedma, donde llegó quien sabe con qué razones al parecer no encontró lo que buscaba y se va cargada de situaciones desoladoras, experiencias a las que ella significó como dolorosas y el recuerdo de algunas personas que le dieron una mano cuando la vieron tirada en la calle donde afirma que conoció de todo, “tranfugas, borrachos” y sus mejores amigos, los perros.

 

 

 

Nota: Eugenio Sicardi

Redacción: Alejandro Azaroff

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.