Denuncia pública contra autoridades del Destacamento 180 y una policía

Publicado el: 22 de diciembre de 2016 | Por:

 

Malos tratos al personal por utilización de influencias, irregularidades en la distribución horaria, abuso de poder, administración indebida de vales de combustible y supuesto cobro de coimas, todo eso sucedería en el Destacamento 180 y fue denunciado públicamente por efectivos policiales.

Dos efectivos policiales que dicen estar saturados psicológicamente por los constantes asedios de parte de una policía cabo en la unidad, decidieron hacer pública la situación porque al buscar respuestas ante autoridades de mayor rango no lograron nada.  La mujer tendría vinculación directa con el jefe de la unidad y aprovecharía esa relación de influencia para ejercer poder.

“Ella es integrante de la unidad, es Cabo. Hace tres años egresó de la policía y ascendió a Cabo. Maneja el destacamento en sí, el personal uniformado, maneja combustible, lo maneja a él y nos maneja a nosotros, cuando es la que menos jerarquía tiene. Los maneja a todos y si no les gusta los saca”, contaron los efectivos sobre lo que viene sucediendo en el Destacamento 180.

El constante seguimiento y supuesto acoso contra todos los efectivos hizo que dos policías se animen a denuncia públicamente, ya que al parecer otros uniformados llevaron el reclamo a los altos mandos de la Comisaría 34, pero nada se solucionó. La charla con este medio duro aproximadamente media hora bajo condición de no exponer su identidad para no ser sancionados.

“Cuando se les planteó la situación al comisario Lucero y Llanca se cagaron de risa”, expresó uno de los efectivos sobre el planteo realizado por algunos de sus compañeros de la institución.

El constante cambio de horarios de un día para el otro, de manera desproporcionada y hacer trabajar al personal administrativo en feriados y fines de semana cuando la ART no cubre a ese personal en esos días, son algunas de las irregularidades que se estarían registrando.

 

Está situación fue sondeada entre otros policías del destacamento que coincidieron con el tenor de la denuncia pública. A esto se sumarían algunas supuestas irregularidades como la utilización de manera incorrecta de los vales de combustible por parte de la Cabo señalada y el presunto cobro de dinero a comercios de las inmediaciones para otorgar vigilancia, en este caso se apunta al jefe de la unidad de apellido Sandobal quien habría protagonizado un desafortunado suceso en la unidad policial, cuando comerciantes víctimas de robo le recriminaron la ausencia de policías y que pagaban para estar cuidados. Esa situación se registró ante la presencia de algunos testigos.

 

Al momento de publicar esta nota, en la mañana de este jueves, efectivos denunciantes comentaban que la persecución nunca cesó y determinaron el traslado de una persona a otras unidades, como la Comisaría 34.

Según la palabra de los denuciantes, toda esa situación estaría bajo el conocimiento de las autoridades de la Regional 1, que al parecer tampoco tomaron cartas en el asunto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.