Denuncia por mala praxis: Marcos no soportó y murió en la terapia del Zatti

Reclamo en hospital Zatti

Marcos, el joven de 18 años que desde el sábado 5 de marzo estaba internado en terapia intensiva del hospital Zatti, cuya familia pidió explicaciones al doctor Urban murió finalmente en la jornada del sábado pasado. La familia no recibió nunca explicaciones y ahora se preparan para iniciar la causa judicial por “abandono de persona y mala praxis”.

Lorena Velarde, mamá de Marcos Velarde de 18 años quien estuvo durante 8 días peleando por su vida tras haber sido hospitalizado el sábado pasado buscara justicia y que quienes no estuvieron a la altura de las circunstancias paguen como corresponde en el ámbito de la justicia.

Tras su internación después del sábado 5 de marzo, la familia de Marcos se hizo presente en el hospital pretendiendo que el doctor Federico Urban les explique por qué no dio respuestas cuando le consultaron vía WhatsApp si Marcos podía tomar un tafirol para bajar la fiebre. La respuesta del profesional fue el bloqueo, según contó Lorena a este medio fuera del Hospital Zatti el día de la protesta.

Ese día, la familia de Marcos, realizó una protesta frente a las puertas del nosocomio para denunciar al médico, por presunta «mala praxis” y abandono de persona, pero finalmente Lorena terminó reuniéndose con José Pacayut, Director del Hospital Zatti.

Velarde detalló ese día que su hijo Marcos, de 18 años, fue diagnosticado hace dos meses con el Síndrome de Guillain-Barré y comenzó a ser tratado por un médico del hospital. Al poco tiempo “él ya estaba bien, estaba en recuperación, el doctor Urban del hospital Zatti fue quien le dio el alta”, manifestó.

Sin embargo, agregó: “Cuando lo veía con dificultades siempre llamé al 911 y una vez Urban nos dio su número por cualquier cosa que suceda con Marcos, pero fue sólo para clavarnos el visto, porque nunca fue capaz de responder un mensaje”.

“La última vez que le escribí a Urban fue cuando le pregunté si se podía Marquitos tomar un Tafirol porque estaba con 38.6 de temperatura. Me levanté al otro día, no obtuve respuestas y me había bloqueado”, sostuvo la mamá del joven en diálogo con este medio.

Añadió que “muchas veces pedí al enfermero para Marquitos y – el médico-me dijo que no era necesario porque Marcos ya se tenía que estar levantando, andar caminando, ir dejando los pañales, y cuando vine a pedir una cama más grande para que Marcos se pueda esparcir mejor, él siempre me decía que no, que no era necesario, que Marcos ya tenía que estar bien”.

La mujer sostuvo que “me lo dejaron a mi hijo y nos enteramos que él tenía que haber tenido un seguimiento cada tres meses por su situación”.

Finalmente, el pasado 5 de Marzo volvió a ingresar al hospital con dificultades para respirar. “Le agarró un paro cardiorrespiratorio, y desde ese momento entró en terapia hasta que finalmente el sábado 19 de marzo murió.

Ahora empieza la causa en el ámbito de la justicia donde se determinarán responsabilidades directas e indirectas en la situación que llevó a Marcos a la muerte.

 

Piden que médico de explicaciones en presunto caso de mala praxis en Viedma