Conflictos vecinales: deberá reponer una cámara de seguridad, arruinada por un tanque que perdía agua en Cipolletti

La resolución la tomó el Juzgado de Paz de Cipolletti.

La intervención judicial logró resolver un conflicto entre dos vecinos de Cipolletti y fijó una indemnización para la damnificada. La controversia se originó con la colocación de un tanque de agua cercano a la medianera, que además presentó una pérdida. A raíz de ese desperfecto una cámara de seguridad se mojó y dejó de funcionar.

Ahora, el hombre que colocó el tanque deberá indemnizar a la mujer, propietaria de la cámara, por la suma de 25.300 pesos más intereses. La cifra es equivalente al precio del aparato dañado. La resolución la tomó el Juzgado de Paz de Cipolletti.

La primera intervención fue de la municipalidad quién registró, en una inspección, que el tanque de agua había sido colocado en un lugar no permitido. En consecuencia, el hombre debió retirarlo, pero la pérdida de agua ya había sido suficiente como para arruinar la cámara de seguridad.

En el conflicto intervino a título de perito un ingeniero, quien comprobó que el deterioro de una de las cámaras existentes tuvo origen en la caída o inundación de agua, sin posibilidad de reparación.

La damnificada acreditó el costo de la cámara con un presupuesto.

Como las partes no lograban arribar a un acuerdo, la mujer recibió el asesoramiento de la defensa pública y el hombre contó con el patrocinio de un abogado particular. De todas formas, no es necesario recurrir con profesionales del derecho para iniciar un proceso de menor cuantía en el Juzgado de Paz.

La sentencia arribó a la conclusión de que el vecino, al momento de colocar el tanque de agua, tuvo el deber de prevenir el daño y no lo hizo. Por ello – al quedar acreditada su responsabilidad con toda la prueba presentada – ahora tiene la obligación de reparar el daño ocasionado.

La intervención de los Juzgados de Paz

El Poder Judicial rionegrino tiene 49 Juzgados de Paz, extendidos en todo el territorio provincial. Constituyen, en muchos casos, la opción más cercana de los ciudadanos a la hora de resolver conflictos vecinales o realizar determinados trámites.

Los procesos de menor cuantía se inician en los Juzgados de Paz con un formulario en carácter de demanda, a través del cual se reclama un monto en pesos a la contraparte. El monto máximo previsto ahora es de 100 mil pesos.

El trámite es gratuito, informal pero con la garantía del resguardo del derecho de defensa. Los juicios que quedan excluidos son los de sucesión, familia, laborales y desalojo.

Además de las acciones de menor cuantía en los Juzgados de Paz se tratan contravenciones, notificaciones, certificaciones, autorizaciones, juicios ejecutivos, ejecuciones fiscales, violencia familiar (Ley 3040), beneficio de litigar sin gastos, probation, audiencias y carta poder son algunas de las cuestiones que se atienden en los Juzgados.