Bonaerenses: familia de una joven de Patagones cree que su hija fue victima de femicidio en México

Agostina Jalabert fue encontrada sin vida por su hermana

La joven de Carmen de Patagones apareció muerta en un departamento de Playa del Carmen. Si bien con la primera información se planteó que se había quitado la vida, la familia señala que no se investigó un presunto femicidio. Según indicaron, su novio (un hombre de Viedma) estaba en el departamento en el que apareció ahorcada y esa noche hubo denuncias de vecinos por los gritos.

La familia de la joven de Carmen de Patagones, Agostina Jalabert (31), que apareció muerta en el baño de un departamento de Playa del Carmen, en México, el 18 de febrero de este año, reclama una investigación más profunda sobre su fallecimiento y pidió la intermediación de Cancillería Argentina porque hay elementos que indican que podría haber sido un femicidio.

La joven modelo e influnencer se había instalado en esa ciudad caribeña en el mes de septiembre del 2022. Junto a su hermana alquilaron un departamento de dos habitaciones en el que vivían con una perrita.

Según indicaron en un documento presentado ante al canciller Santiago Cafiero, los elementos del caso que señalarían al novio como sospechoso no fueron tenidos en cuenta por la Policía ni la Justicia mexicana.

Al momento de su muerte, Agostina vivía con un joven de Viedma a quien conoció durante la pandemia y con quien tuvo una relación que terminó pocos meses después “por un episodio violento que no fue denunciado”.

La familia plantea que el hombre retomó la relación y viajó a visitarla a México donde se instaló “por unos días a pasar las fiestas”. Ese tiempo -que se extendió- habría generado cambios de conducta en la joven que llamó la atención.

“Los últimos días previos al hecho, la relación se deterioró rápidamente, viviéndose momentos muy tensos a partir del jueves 16 del corriente. El día 17, -la hermana- deja el departamento alrededor de las 15 horas. El 18 de febrero a las 7 AM hora local vuelve al departamento, el guardia de seguridad del complejo le informa que hubo mucho disturbio en el departamento de su hermana a la madrugada, que la policía se apersonó dos veces por llamado de los vecinos”, relata la carta entregada en Cancillería.

 

En ese contexto, la hermana de Agostina contó que subió al departamento que compartía con su hermana y al introducir el código de la cerradura digital se dio cuenta que no podía abrir la puerta.

 

“Empieza a tocar timbre y golpear la puerta, escuchando algún minuto después que una persona, desde adentro, está destrabando la puerta, para su sorpresa era -el novio-** que inmediatamente manifiesta haber estado durmiendo y le pregunta a Candela por Agostina; a lo que ésta contesta ´Como dónde esta Agos, yo no estoy hace un día acá, decime vos dónde está?´”, añade la nota.

 

El escalofriante relato de la familia de Agostina continua para señalar que la perrita guio a la joven al baño de la habitación que Agostina compartía con su novio, donde encontró a su hermana “atada por el cuello con un cinturón del toallero, sentada en el piso”.

 

“El toallero estaba a unos 120 cm del piso, difícil pensar que una persona pueda colgarse de una altura inferior a su propia altura. Ante la desesperación del momento intenta desatar a su hermana tratando de asistirla, requiriendo ayuda del novio”, concluye el relato.

 

Pedido de ayuda a Cancillería

El padre de Agostina, director del hospital Pedro Ecay, Edgardo Jalabert, firmó la nota dirigida al canciller Cafiero para “solicitar la intervención de su Ministerio ante las autoridades correspondientes del Estado de México por la situación de indefensión que vivimos respecto del fallecimiento de mi hija Agostina Jalabert”.

“El procedimiento judicial está cargado de falencias. No se aplica ninguno de los protocolos básicos para investigar y saber las causas reales de su muerte. No se detiene al novio, no se le secuestra el teléfono, ni se le realizan exámenes toxicológicos, así como tampoco se constata si tiene lesiones. A todo esto debemos agregar la falta total y absoluta de acceso a la causa que ha tenido nuestra familia, ello no obstante que el Cónsul argentino en Playa del Carmen ha intentado conseguir copias de las actuaciones y no lo ha logrado”, detalla el hombre en su desesperado pedido.

En ese marco, agradeció puntualmete la actuación del Consulado Argentino de Playa del Carmen, a través del consul Lautaro Filchtinsky “por toda la asistencia prestada en este triste momento”.

Jalabert recordó al organismo nacional “su obligación estatal de investigar y sancionar la violencia contra las mujeres” y de garantizar a los familiares “el derecho al esclarecimiento de las circunstancias que rodearon el fallecimiento de Agostina”.

**Por cuestiones legales se preserva el nombre del hombre señalado hasta que haya denuncia penal

 

Por Natalia Gili para VDM