Cipolletti: Avanza a juicio la investigación por el crimen de Honores

Publicado el: 28 de febrero de 2019 | Por:

Culminó el miércoles la audiencia de control de acusación en marco del proceso por el crimen de Eduardo Honores, ocurrido en Cipolletti en mayo de 2017.

En una audiencia desarrollada en diciembre el fiscal Martín Pezzetta había presentado su teoría del caso y la evidencia que pretendía ingresar al juicio, mientras que la exposición de la defensa oficial a cargo de Juan Pablo Piombo, fue diferida para dos audiencias celebradas este mes.

Mientras que la Fiscalía buscará probar que la acusada dio muerte a Honores en el interior del baño de la vivienda mediante un disparo de un arma de fuego, la defensa abogará por demostrar que hubo distintas líneas de investigación sobre las cuales no se profundizó  y que la imputada no es la autora del crimen.

El hecho sucedió el 7 de mayo de 2017, la vivienda donde residía la víctima en calle Villegas al 700 de Cipolletti.

Entre las principales evidencias del caso se ofrecieron pericias realizadas respecto de rastros de huellas dactilares, rastros de calzados y comparaciones de rastros genéticos hallados en el lugar del hecho y que vincularían a la acusada con el crimen.

Además se ofrecieron los testimonios de los técnicos del Departamento de Reconstrucción Virtual que trabajaron sobre el caso y de la Oficina de Investigación en Telecomunicaciones que reseñará sobre las comunicaciones mantenidas por la víctima y el imputado los dias previos y la noche del crímen.

El defensor oficial, por su parte, ofreció como evidencia la testimonial de la perito a cargo de un cotejo de ADN, realizado sobre muestras extraídas de un preservativo secuestrado de un cajón del dormitorio de la víctima. La mencionada pericia arrojó resultado negativo con la acusada pero confirmó la presencia de material genético de dos mujeres.

La Fiscalía sostuvo en la primer audiencia que la prueba de la defensa no modificaba su teoría del caso porque, las pericias que incriminan a la mujer fueron realizadas en base a elementos recolectados de lugares muy proximos a la escena del crimen – el baño de la vivienda – o en el interior de la misma, mientras que el preservativo se hallaba en un cajón en el dormitorio de Honores.

Prisión preventiva

Durante la audiencia de hoy, Piombo solicitó que su tutelada sea puesta en libertad o que se modifique la cautelar impuesta por una menos gravosa para la acusada.

Al respecto mencionó que contaba con informes socioambientales que avalaban la posibilidad de que la mujer cumpla con el encarcelamiento preventivo mediante la modalidad domiciliaria.

Tanto la Fiscalía como la querella se opusieron al pedido y sostuvieron que aún persistían los riesgos procesales que hubieran dado origen a la preventiva, agregando que la mujer había sido declarada en rebeldía en otro proceso penal lo que permitía inducir que en caso de recuperar la libertad la misma no cumpliría con las pautas de conductas que se impongan.

El juez de juicio, Julio Sueldo hizo lugar al pedido de prision domiciliario realizado por la defensa, sin embargo la fiscalía planteó un recurso de revisión. Este planteo deberá ser resuelto por otro magistrado en una nueva audiencia y según dispuso el juez Sueldo, el recurso tiene efecto suspensivo, es decir, que la imputada podrá acceder a la morigeración de la medida sólo tras la celebración de la audiencia y en caso que el requerimiento fiscal sea rechazado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.