Con una mediación se acordó la realización de un ADN y el pago de cuota alimentaria hasta que estén los resultados

Un conflicto para determinar la paternidad logró encaminarse sin llegar a juicio, gracias a un acuerdo alcanzado en un Centro Integral de Métodos autocompositivos

Por requerimiento de la madre, en procura de garantizar el derecho a la identidad de una niña, un hombre se realizará el estudio de ADN para determinar si existe un vínculo biológico. En un acuerdo firmado luego de una instancia de diálogo, se convino que el estudio se efectuará a través del Instituto de genética forense del Poder Judicial.

El hombre afrontará el costo. Si el resultado no fuera positivo, la mamá le reintegrará la mitad de los gastos. El trato incluyó el establecimiento de “una cuota provisoria y de subsistencia mensual, equivalente al 75% de un salario mínimo, vital y móvil” en favor de la niña.

Esta cuota regirá hasta tanto estén disponibles los resultados del estudio de ADN. Si la paternidad queda confirmada, se abordará nuevamente el tema para fijar un monto mensual superior y definitivo.

El Poder Judicial, con sus Centros Integrales de Métodos Autocompositivos de Resolución de Conflictos, ofrece el servicio en las cabeceras de las ciudades y en otras localidades donde existen delegaciones descentralizadas.

En el último tiempo se ha fortalecido el trabajo de la defensa pública para el área de mediación con un equipo de defensores y defensoras titulares y adjuntos, especialmente capacitados para representar a las personas en las mediaciones. Las estadísticas anuales muestran que en materia de mediaciones por conflictos de Familia, la gran mayoría respondió a requerimientos por cuotas alimentarias y por derechos y obligaciones vinculados con la responsabilidad parental.