A cinco años de la desaparición y femicidio de Silvia Vázquez Colque en Viedma

Silvia Vázquez Colque – Foto: Radio Encuentro

Este sábado 4 de junio se cumplieron 5 años de la desaparición de Silvia Vázquez Colque en Viedma. Aunque hay un detenido y condenado por Femicidio, la mujer nunca apareció.

La causa de Silvia Vázquez Colque se volvió un emblema del “Ni una menos” en la Capital de la provincia de Río Negro y en la marcha que se concretó el día viernes la imagen de Colque estuvo presente como lo viene estando desde hace cinco años atrás cuando sucedió su desaparición física.

El 4 de junio de 2017 Silvia desapareció de sus lugares comunes, no estaba en su casa, con sus hijos, no frecuentaba esos sitios que solía hacer en su rutina de vida normal en la que solía compartir con amigas algún que otro momento. Un mes después de esa desaparición se radicó la denuncia y comenzaron las presiones a la justicia.

La causa se inició con faltante de elementos que podrían haber sido cruciales para determinar su paradero, pero nada se supo hasta un año después de la denuncia formal para que comience la investigación. Ahí fue cuando todas las miradas se direccionaron contra Marcos Thola, esposo de Silvia y padre de los hijos de la mujer desaparecida.

El señalado había sido denunciada por Colque en enero de 2017, unos pocos meses antes de su desaparición, por violencia de género, pero en ese momento nada se hizo para resguardar a Silvia Vázquez Colque.

La hipótesis de la investigación llevada adelante por la Fiscal Paula Rodríguez Frandsen se encuadró en femicidio en el contexto de violencia de género y a pesar de realizar diversas medidas y acciones concretas nunca se pudo dar con el cuerpo de Colque.

A Marcos Thola se le imputó el delito de femicidio, de darle muerte de manera violenta y luego ocultar su cadáver, en un contexto de violencia de género.

Condena perpetua

En diciembre de 2019 la justicia determinó la condena a través de un tribunal integrado por los jueces Marcelo Álvarez, Adrian Dvorzak y Juan Martín Brussino, quienes declararon culpable, por unanimidad, a Marcos Thola Durán por considerarlo autor penalmente responsable del delito de “homicidio agravado por haberse cometido contra quien ha mantenido una relación de pareja y por haber sido perpetrado por un hombre contra una mujer en un contexto de violencia de género”.

La acusación fiscal estuvo a cargo de Paula Rodríguez Frandsen y Paula de Luque. Fabio Igoldi fue el representante legal de la querella. La defensa fue ejercida por la Defensora oficial, Graciela Carriqueo y el adjunto Juan José Álvarez Costa.

Según la acusación fiscal, entre las 22 del 4 de junio de 2017 y las 9 del día siguiente mediante “un procedimiento violento, que no es posible precisar; en un sitio no determinado con exactitud, pero ubicado en la ciudad de Viedma dio muerte a su ex pareja, ocultando luego de este acto el cuerpo de la víctima para que este no pudiera ser encontrado”.

Ayer se cumplieron cinco años de la desaparición de Silvia Vázquez Colque y más allá de la condena contra Thola, la sensación de ausencia permanente por parte de la víctima no termina, no se llena ese vacío que deja la angustia de saber que se pudo haber hecho más por una mujer que hoy ya no está entre nosotros.

Marcos Thola fue condenado a perpetua pero Silvia nunca apareció