Violencia de género: disponen prisión preventiva para agresor que desobedeció prohibición de acercamiento

Publicado el: 29 de octubre de 2017 | Por:

Puntel pidió la prisión preventiva

En la tarde del jueves el Fiscal Juan Pedro Puntel formuló cargos contra un hombre por los delitos de desobediencia, amenazas y lesiones leves agravadas por la relación de pareja y por mediar violencia de género. En la audiencia solicitó la prisión preventiva del hombre que fue dispuesta por el Juez por el término de 20 días.

Según la Fiscalía, el imputado de 32 años de edad, hirió el último 14 de octubre a su pareja con un cuchillo en la zona del vientre ocasionándole diversas lesiones y, al día siguiente, la amenazó. Luego de la denuncia, el Juzgado de Paz le impuso al hombre una prohibición de acercamiento que desobedeció hace pocos días, cuando llegó hasta el ingreso del domicilio de la mujer.

Se le imputó el jueves la autoría de los delitos de amenazas, lesiones leves agravadas por la relación de pareja y desobediencia judicial, según los Artículos 45, 54 y 55, 239, 149 bis y 89 en función del 92 y 80 inc. 1 y 11 del Código Penal.

La Defensora oficial del acusado, Marta Ghianni cuestionó el delito de amenaza por considerar que el hecho no lo configuraba. No obstante el debate se generó al momento de sostener la necesidad de prisión preventiva.

Puntel fundó la misma en la convicción de que, habiendo desobedecido una vez la prohibición de acercamiento, no existen certezas de que no vuelva a incumplir dicha medida cautelar. “Estando en libertad puede amedrentar a la mujer y nosotros tenemos el deber de protegerla. No es desproporcionada la medida, son dos hechos seguidos, el primero de gravedad, y un tercero desobedeciendo una orden judicial.

Ghianni en tanto, consideró que existen medidas menos gravosa que posibilitan controlar su acercamiento a la víctima y enfatizó en que la prisión preventiva le impedirá continuar trabajando. “De esta forma se lo estará dejando sin herramientas para la vida que le permitan abandonar esta situación, se lo debe someter a un tratamiento psicoterapéutico que le permita atender la problemática de violencia en la que está inmerso. La cárcel no es la salida”.

Aunque, la Fiscalía respondió coincidiendo en la necesidad de arribar a condenas que impliquen obligatoriedad de tratamiento para modificar conductas violentas, sostuvo su pretensión argumentando que debe resguardar la investigación ya que restan tomar declaraciones vitales que el hombre puede intentar torcer.

Finalmente el Juez Juan Martín Brussino Kain, dispuso la prisión preventiva por 20 días instando al Ministerio Público Fiscal a que, aquellas medidas que resten relacionadas con testimonios de víctima o familiares, sean producidas en el menor tiempo posible.

A ellas, el Fiscal sumó la realización de pericias psicológicas tanto a víctima como a imputados y la declaración testimonial de vecinos. Estas pruebas se fortalecerán con los informes policiales de los agentes que lo detuvieron al desobedecer la orden judicial y certificaciones médicas que, junto con los dichos expresados en la denuncia policial realizada por la mujer, sustentan esta acusación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.