Viedma: Una joven de 19 años fue robada y abusada sexualmente en el barrio Lavalle

Publicado el: 9 de junio de 2019 | Por:

Fragmento de la denuncia radicada por la víctima. 

 

La Fiscal Paula Rodríguez Frandsen lleva adelante por estas horas una investigación por un hecho en el que una joven mujer fue robada y abusada sexualmente en el barrio Lavalle. Fue en horas de la madrugada del sábado.

El caso requirió diversas medidas en el marco de la investigación por el hecho producido en la madrugada del sábado. La denunciante, una joven de 19 años, expresó haber sido víctima de un robo y que el mismo hombre, abusó de ella en inmediaciones del barrio Lavalle.

En declaraciones a este medio, la víctima expresó que en la calle 20 y 29 se cruzó con dos jóvenes, de los cuales uno le pidió un cigarrillo. La joven le convidó y se puso a dialogar con ellos hasta que uno se fue y quedo junto a su futuro atacante que la hizo caminar hasta la plaza ubicada en la calle 24 y 29 y ahí comenzó por la fuerza a intentar manosearla y besarla.

La joven mostró resistencia hasta donde pudo. Luego, la obligó a caminar hasta otro punto sobre la calle 29 donde pretendió que se le siente encima cuando se apoyó en un tronco Al ver que no podía lograr su objetivo hizo caminar a su víctima en dirección a la escuela del barrio. En el trayecto le advirtió que estaba armado mientras la abrazada cuando pasaban autos por la calle.

Le pidió las cosas que tenía en su poder, por lo que le entregó el teléfono celular y unos auriculares. En la esquina de la escuela le pidió que se baje los pantalones: “dale que es un rapidito y ya fue o queres que te cague a piñas”, le dijo el intimidante abusador, lo que hizo que la joven no tuviese otra opción que acceder a ese pedido.

“Me pone contra una columna de cemento, me da vuelta y lleva a cabo el acto sexual sin protección. Sentía constantemente que me estaba apoyando algo en la parte de la cintura, era su arma. No quería hacer nada porque tenía las de perder”, contó la joven quien también tuvo que practicarle sexo oral para satisfacer los pedidos de su atacante armado.

Tras consumar el abuso sexual, el delincuente le volvió a robar, Esta vez tres anillos y un buzo se sumaron al teléfono celular y los auriculares que le había robado antes de abusarla sexualmente.

Cuando vio que no tenía más nada para hacer con la joven de 19 años le dijo que estaba cansado y que se podía ir. La mujer caminó hasta encontrar un taxi al que se subió y se dirigió a radicar la denuncia con un nudo en la garganta sintiéndose completamente desbordada.

La Fiscalía comenzó a trabajar en conjunto con la Brigada de Investigaciones de la Policía de Río Negro. A la joven la asistieron en forma inmediata profesionales de la Oficina de Atención a la Víctima de la Procuración General, acompañándola durante las primeras medidas, entre ellas la revisión médica realizada en el hospital Artémides Zatti.

A partir de la declaración de la víctima se trabajó para recabar elementos que sirvan de prueba, identificando además probables testigos. Por estas horas se avanza en diversas medidas para dar con el autor de hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.