Viedma: El imputado por golpear con una cadena a su esposa no irá preso

Publicado el: 28 de mayo de 2018 | Por:

En una audiencia celebrada ayer domingo, un hombre fue condenado a siete meses de prisión condicional, a realizar un tratamiento médico por adicciones y a mantener pautas de conducta restrictivas durante dos años, tras haber agredido a su mujer en la noche del último viernes, causándole lesiones tipificadas como leves.

La condena fue acordada por la Fiscalía, representada por Paula Rodriguez Frandsen, y la Defensa oficial, a cargo de Marta Gihanni, y refrendada por la jueza de garantías Itziar Soly. Nada se informó oficialmente de si la víctima fue asesorada para actuar como parte querellante en la causa y poder torcer el rumbo del juicio abreviado.

En el comienzo de la audiencia, la Fiscal relató que, en la noche del 25 de mayo, en el barrio Zatti, el imputado agredió con una cadena de moto a la esposa. Por su accionar le produjo escoriaciones en distintas partes del cuerpo.

Alertada la Policía, dos agentes se hicieron presentes, pero el hombre se resistió a la detención por parte de las autoridades, lesionando en una mano y en un codo a los efectivos policiales.

La fiscal tipificó los hechos como lesiones leves agravadas por el vínculo y resistencia a la autoridad. Inmediatamente de formulados los cargos, Fiscalía y Defensa informaron que habían llegado a un acuerdo para realizar un juicio abreviado, como lo incentiva el Código Procesal Penal.

Este acuerdo incluye una pena de 7 meses de prisión de cumplimiento condicional, dada la falta de antecedentes del acusado, un tratamiento obligatorio por adicciones que se extenderá hasta que reciba el alta por parte de los profesionales, un seguimiento por parte del Instituto de Presos y Liberados y pautas de conductas restrictivas con prohibición de actos molestos hacia la víctima que se extenderá durante dos años, más allá del plazo de condena.

Al receptar el acuerdo, la jueza Itziar Soly le recordó que si no cumple con las pautas será llamado nuevamente para rever las condiciones del acuerdo.

Los procedimientos abreviados son mecanismos que el Código Procesal Penal propende para delitos cuya calificación no supere los diez años. Implican que el imputado acepte su culpabilidad y admita la pena propuesta por el Fiscal. En este caso, no se supo si la mujer víctima de la agresión fue aconsejada de actuar como parte querellante o si desestimó esa posibilidad.

Además de ser procesos más rápidos -en este caso se condenó a solo dos días de producido el hecho- también implican que la sentencia queda firme, sin posibilidades de apelaciones, por lo que comienza a cumplirse de manera inmediata. En este caso, la mujer que si radicó denuncia penal en la Comisaría no podrá apelar siendo víctima del delito y denunciante del mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.