Viedma: Condenados por tener casi 7 kilos de cocaína

Publicado el: 16 de junio de 2019 | Por:


Uno fue sentenciado a 4 años de prisión efectiva. El otro a tres condicional. Fue consecuencia de un operativo realizado en julio de 2016 en el salón de ventos del IPPV. Un llamado al 0800 Drogas inició al investigación.

En julio de 2016, policías del área de Toxicomanía de la fuerza provincial allanaron el salón de eventos de empleados del IPPV, ubicado en Perón y Beruti, de Viedma, y secuestraron 6.954 gramos de clorhidrato de cocaína, acondicionados en siete paquetes o “panes” rectangulares.

El hallazgo fue producto de una investigación que inició la Justicia Federal, a raíz de un llamado recibido en el 0800-DROGAS, en la que se informaba que en un domicilio del barrio Lavalle se comercializaban drogas.

La tarea encomendada a la Policía rionegrina y a la Policía Federal, en la que se incluyó seguimientos, toma de fotografías e intervención de teléfonos, concluyó que efectivamente, operara una red de narcotráfico.

Dos hombres fueron acusados por “cotenencia de estupefacientes con fines de comercialización”: Rodolfo Javier Sandoval y Eric Ariel Sandoval.

La causa llegó a debate, y ambos hombres –defendidos por los abogados Manuel Maza y Luciano Perdriel-, aceptaron los cargos, por lo que accedieron a un juicio abreviado, un procedimiento que contempla el acuerdo de partes (fiscalía y defensa), y la atenuación de penas.

En consecuencia, a Rodolfo Sandoval lo condenaron a 4 años de prisión y una multa de 3 mil pesos, al ser considerado autor del delito de “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, y a Eric Sandoval a 3 años de prisión condicional, y 1.500 de multa, por “partícipe secundario”.

Eric, además, deberá cumplir pautas de conducta. Entre ellas, “abstenerse de concurrir a lugares o de relacionarse con personas relacionadas a los hechos”.

El valor de las escuchas

En el fallo emitido por la Justicia Federal conocido recientemente, se describe los pasos de la investigación, con hincapié en el valor de las escuchas telefónicas ordenadas.

“Así las cosas, gracias a las escuchas colectadas en razón de las intervenciones telefónicas ordenadas, la fuerza policial se anotició de que los investigados llevarían material estupefaciente al Salón de Eventos del IPPV, en el que Rodolfo Javier Sandoval trabajaba como sereno”, se lee en el documento.

Se destaca que así, “pudieron concluir que aquel serviría como lugar de acopio para el posterior comercio de la droga”.

Los datos recabados motivaron el allanamiento, y la detención de los dos Sandoval junto a otras cuatro personas, las cuales no se mencionan en el dictamen.

Fuente: Viedma 24 horas – www.viedma24horas.com.ar


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.