Cipolletti: Condenado por un homicidio culposo, incumplió pautas y fue a prisión

Publicado el: 19 de febrero de 2020 | Por:

Un joven había sido condenado en 2015 por un homicidio en accidente de tránsito ocurrido en Catriel y se lo inhabilitó para conducir vehículos por siete años. Pese a la prohibición y en el marco de un procedimiento abreviado, el imputado reconoció que condujo automóviles en dos oportunidades y comenzó una pena de prisión efectiva.

El pasado 30 de diciembre, el Juez Guillermo Baquero Lazcano dio a conocer la sentencia en la que homologó la modalidad de juzgamiento abreviada y la pena unificada a tres años de prisión, pero se renunció a los plazos para la interposición de recursos el fallo quedó firme hoy.
 
El fiscal Matias Stiep fue el representante del Ministerio Público Fiscal que acusó al joven por dos hechos de quebratamiento de pena.
 
El primero de ellos ocurrió el 6 diciembre de 2018 a las 20:20 horas, cuando personal de la dirección de Transito del Municipio de Catriel se encontraba realizando controles vehiculares de rutina en calle San Martín y Jujuy de la mencionada ciudad. En esas circunstancias, los inspectores observaron al acusado – sobre quien pesaba una inhabilitación judicial que le impedía conducir vehículos – al volante de un Chevrolet Corsa.
 
Los empleados municipales le solicitaron al hombre que detenga el vehículo pero el mismo se fugó.
 
El segundo hecho se suscitó el 28 de enero de este año alrededor de las 23:45 horas cuando una comisión policial fue advertida por personal del área de Tránsito del Municipio que realizaba un operativo sobre avenida San Martín de Catriel, de que el acusado se encontraba conduciendo un automóvil VW Bora.
 
Unos diez minutos después, la policía logró interceptar el vehículo en la intersección de avenida San Martín y La Rioja de la mencionada comuna. En esas circunstancias el imputado fue debidamente identificado y se procedió a su demora para la realización del correspondiente control de alcoholemia que arrojó resultado positivo puesto que el acusado presentaba 0,94 gramos por litro de sangre.
 
La conducta del sujeto fue encuadrada por el Ministerio Público Fiscal en el delito de quebrantamiento de inhabilitación judicialmente impuesta, según lo previsto en el 281 bis del Código Penal de la Nación.
 
Al comenzar el debate y tras escuchar al primer testigo del caso, el abogado Pablo Barrionuevo, defensor del joven, hizo saber al Tribunal que el mismo aceptaría su culpabilidad por los cargos que se le imputaban y solicitó que se avance hacia un juzgamiento de modalidad abreviada.
 
Así, propusieron una pena unificada a tres años de prisión de cumplimiento efectivo, toda vez que anteriormente pesaba sobre el acusado una condena de cumplimiento condicional con la inhabilitación mencionada.
 
La propuesta anterior fue aceptada por el fiscal Stiep, por lo que el magistrado unipersonal que intervino en el caso, Guillermo Baquero Lazcano tuvo por homologada la propuesta y dictó la sentencia condenatoria para el joven.
El condenado había sido juzgado en noviembre de 2015 por un homicidio culposo en un siniestro vial ocurrido en el año 2013, en Catriel. En ese momento recibió una condena de ejecución condicional. En ese hecho el acusado conducía un vehículo marca Volkswagen Bora “condiciones antirreglamentarias, ya que tenía un grado de alcohol en sangre de 0,71 g/l; mientras circulaba por la ruta de acceso Sur de la localidad, en sentido Oeste-Este (…) realizó una maniobra imprudente y embistió en forma frontal el camión marca Ford F-14000, que circulaba en sentido contrario (Este-Oeste) por la misma ruta, lo que provocó el vuelco del vehículo mayor y el deceso de su conductor, Fernando Daniel Sureda”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.