Siete meses de prisión por violación de domicilio y desobediencia en Cinco Saltos

Publicado el: 20 de marzo de 2017 | Por:

En el marco de un juicio abreviado realizado hoy, la Fiscalía de Delitos contra las personas propuso la pena de siete meses de prisión para un hombre mayor de edad, acusado de los delitos de violación de domicilio y desobediencia a una orden judicial, en contexto de violencia de género. El imputado aceptó su responsabilidad en el hecho y el monto de la pena, mientras que la víctima estuvo de acuerdo con la modalidad de juzgamiento. Además se solicitaron estrictas pautas de conducta para evitar nuevos actos de violencia.
La audiencia, de la que participaron el fiscal Oscar Cid y la defensora oficial Silvana Ayenao, se formalizó ante el Juez Guillermo Baquero Lazcano, integrante de la Cámara Segunda en lo Criminal.
El hecho llevado a juicio sucedió el pasado 23 de septiembre, alrededor de las 22 horas cuando el imputado ingresó al domicilio de su ex pareja sin su autorización expresa o tácita,  incumpliendo una orden de prohibición de acercamiento dictada por el Juzgado de Familia número 7 de Cipolletti.
El fiscal Cid, mantuvo una entrevista previa con la víctima, quien le transmitió el estado en el que se encontraba la situación de la ex pareja en la actualidad. Durante la audiencia, expuso que el hombre mantenía un historial de violencia y que presentaba otras causas en trámite tanto en el fuero civil, como en el penal. Por este motivo, el fiscal desestimó la posibilidad de aplicar beneficios procesales, tales como el Criterio de Oportunidad o la Suspensión de Juicio a Prueba.
Así, realizó una propuesta de juicio abreviado en la cual se estipuló la pena de siete meses de prisión en suspenso, con estrictas pautas de conducta entre las que se incluyeron la realización de un tratamiento psicológico respecto del abuso de bebidas alcohólicas por parte del imputado y una nueva prohibición de acercamiento y de todo tipo de contacto para con la víctima.
Cabe recordar que en los juicios abreviados, el fiscal realiza una propuesta a partir de la cual el imputado debe aceptar la culpabilidad del hecho así como la calificación legal y el monto de la pena. Bajo esta modalidad se evita la realización de un juicio formal, logrando un mayor dinamismo en el proceso.
Por otro lado, las condenas “en suspenso” – que se aplica para delitos con penas menores a tres años de prisión – estipulan que ante el incumplimiento de algunas de las pautas de conducta que fueran fijadas por el Tribunal, se puede solicitar la revocatoria del beneficio de la libertad condicional, resultando en estos casos, una pena de carácter efectivo.
El próximo jueves se leerá la sentencia en la que el Juez resolverá si acepta o no el acuerdo propuesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.