Secuestros virtuales: La difícil experiencia de una madre desesperada

Publicado el: 17 de junio de 2017 | Por:

Una mujer que fue víctima de un intento de secuestro virtual contó a este medio sobre la experiencia que vivió. Metodología de los asaltantes y formas de abordar a sus víctimas se pueden apreciar en este artículo que se publica a continuación.

 

“Yo estaba trabajando con unos suvenires, suena el fijo. Lo atendí y me dicen que supuestamente tenían secuestrada a mi hija. Ahí me preguntan si tengo celular y me dicen “dame tu número de de celular, dame el número” y me llaman al celular también”, refirió la mujer damnificada de Viedma que prefirió preservar su identidad por seguridad.

La víctima tenía dos llamados al mismo tiempo, uno en el teléfono fijo y otro en el teléfono celular para que no pueda chuequear nada llamando a su hija.

“Me pedían los números de la tarjeta y bienes. Tambien cargas virtuales, refirió la mujer engañada por los delincuentes virtuales que juraban tener a su hija, quien debía estar en la universidad en ese momento.

“Me hacían escuchar una vos desde atrás que decía “dale todo, mami dale todo”. Se parecía a la voz de mi hija, te juro que para mi era la voz de mi hija y me enloquecí” contó la mujer sobre los sentimientos que la asaltaron en ese momento.

“Yo no les podía cortar porque si yo les cortaba a ellos pensaba que llamaba a la policía y si llamaba a la policía ellos le iban a ir cortando un dedo a la nena y me la entregaban por partes.

La mujer les dio la clave de la tarjeta y los delincuentes pedían que les cargue crédito. “Yo no tenía más de 1500 pesos y lo delincuentes preguntaron “eso vale la vida de tu hija, no vale eso”, le expresaban los delincuentes intentando que la carga emocional jugara a su favor lo más rápido posible en cuanto a tiempo.

Otra de las preguntas de los secuestradores virtuales fue “con quien estas”, a lo que la mujer le respondió que era un bebe, que no se metan con él. Escudados en la situación de poder que ellos mismos generaron hicieron que la mujer desesperada ponga a su hijo de cuatro años al teléfono, por lo que el niño tuvo que escuchar como los delincuentes amenazaban con cortarle un dedo a su supuesta hermana secuestrada. “Fue una situación terrible”.

“Nunca pensé que se trataba de un engaño, me enloquecí realmente porque yo a mi hija no la había visto y realmente pensé que la habían secuestrado. Cuando pedía hablar con ella me hacían escuchar una voz que era muy lejana porque los delincuentes le dijeron “decilo rápido”.

La mujer, en medio de la desesperación tuvo un momento de lucidez y recordó que tenía otro celular por lo que llamó a un amigo y puso el altavoz, lo que alertó al hombre que atendió la llamada y se dirigió a la casa.

Mientras la víctima vivía la tortura de negociar con los secuestradores virtuales, el amigo de la mujer llamó a su hija y le pidió que se dirija a la casa. La madre no logró tranquilizarse hasta no ver a su hija cruzar la puerta. Mientras tanto, una vecina llamó a la policía y alertó sobre lo que estaba sucediendo.

Hasta el lugar llegó la policía y una ambulancia que asistió a la mujer quien sufría un shock emocional por todo lo que los delincuentes la expusieron a una experiencia insoportable. El llamado se registró alrededor de las 21.30 del jueves.

Fueron varios los intentos de secuestros virtuales que se dieron en la Comarcar en los últimos días. Acá publicamos el número desde donde llamaron a la víctima que contó la experiencia a este medio: 223 304 1821.

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.