Río Negro: Ya rige la reorganización funcional del Fuero de Familia

Publicado el: 2 de marzo de 2018 | Por:

Comenzó a regir la reorganización funcional del Fuero de Familia, con una prueba piloto en Bariloche que implica fuertes reformas en su estructura, con la mira puesta en la agilización de los procesos y en que las juezas se concentren en la tarea jurisdiccional, deslindando labores administrativas.

La reformulación de la estructura y el funcionamiento rige en la ciudad más grande de nuestra provincia, con miras a evaluar su implementación para extenderla a todo el territorio. La puesta en marcha se da luego de ingresar como uno de los proyectos prioritarios del fuero de Familia en el proceso de Plan Estratégico Consensuado del STJ.

La puesta en marcha coincide con la puesta en funciones por parte de la vocal del STJ y jueza delegada en la Tercera Circunscripción, Liliana Piccinini, de la tercera jueza de familia de Bariloche, Dra. María Cecilia Criado.

Justamente en ese acto, la jueza Liliana Piccinini destacó la iniciativa, recordó que fue oportunamente presentado ante el Colegio de Abogados. Resaltó, asimismo, que el proceso de Planificación Estratégica llegó a buen puerto en este aspecto gracias a la confluencia de voluntades de las juezas de Familia y sus equipos de trabajo, el Colegio de Abogados y la Superintendencia del fuero Civil.

Además, tuvo palabras de reconocimiento para el personal de los Juzgados de Familia de Bariloche a quienes agradeció su compresión y voluntad en este proceso. Resaltó que este modelo de gestión busca comprender y diferenciar, “ya que la ley de fondo y de formas nos dicen qué hacer y la gestión como hacer. Este proyecto propone agilizar el procedimiento y permite a las Magistradas estar donde deber estar”.

En otro tramo se su alocución consignó que este proyecto piloto en el fuero de familia se inicia en Bariloche, gracias a la iniciativa y trabajo de las juezas Marcela Trillini y Marcela Pájaro, pero también en atención al grado de conflictividad que se ha constatado en esta zona.

En el mismo acto, la Dra. Liliana Piccinini tomó juramento a Horacio Ismael Cabrera como Defensor de Menores e Incapaces con funciones en El Bolsón.

En la ceremonia, realizada en la sala de audiencias del edificio “Pilmayquén” la Jueza Piccinini estuvo acompañada por las Juezas de Familia Marcela Trillini y Marcela Pájaro, el Juez Emilio Riat y la Presidenta del Colegio de Abogados Dra. Yanina Sánchez.

La Jueza Criado y el Defensor Cabrera fueron designados por el Consejo de la Magistratura el pasado 6 de noviembre y el 12 de diciembre de 2017 respectivamente, luego de atravesar todas las etapas del concurso.

 

La iniciativa

La reforma prevé una respuesta inmediata en determinadas tareas, a través de la creación de la Oficina de Tramitación Integral del Fuero de Familia (OTIF). Esta única oficina prestará servicio a todas las Unidades Procesales, que es la denominación que adquieren los antiguos juzgados a partir de esta reforma. Se evita, de esta manera, la duplicación de estructuras para las mismas tareas.

La OTIF será el ámbito de atención al público. Una de sus áreas internas será la de Receptoría, siendo el punto de inicio de la actuación, centralizando las comunicaciones electrónicas de todos los organismos y está encargada de la carga de datos del Código de Buenas Prácticas, esencial para la construcción de estadísticas confiables.

Los Juzgados, ya sin el peso de estas tareas, se reducen en cantidad de personal y se denominarán Unidades Procesales, concentrándose en la tarea jurisdiccional y de resolución de conflictos.

La prueba piloto es una de las novedades centrales que el fuero de Familia tendrá este año. Otra, será la continuidad del trabajo para elaborar un proyecto de reforma de la Ley Procesal. Ambas iniciativas forman parte de los trabajos del Plan Estratégico Consensuado que impulsa del Superior Tribunal de Justicia.

En el documento elaborado por el Centro de Planificación también se refleja un diagnóstico con las debilidades actuales: “el sistema actual de Juzgado combina las actividades administrativas y jurisdiccionales, generando un inadecuado uso de los recursos humanos de los organismos. El titular del mismo dedica parte de su tiempo a ordenar la tarea administrativa en desmedro de la jurisdiccional”. Además, “cada organismo genera su propia forma de trabajo”. Destaca que en la práctica existe “duplicación de tareas y recursos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.