Reclaman que internos del Penal 1 en fase de confianza no pueden salir a trabajar

Publicado el: 9 de julio de 2018 | Por:

 

La tan famosa reinserción social de la que se discursa a diario parece no ser tal a la hora de generar acciones para que internos del Penal 1, en fase de confianza puedan salir a la calle a trabajar. Hay reclamos por supuestas trabajas para que puedan salir a trabajar estando en fase de confianza.

A pesar de haber lazos de afuera hacia adentro del Penal 1, que garantizan un proyecto de reinserción laboral para que los internos que cumplieron gran parte de la condena y se encuentran en fase de confianza puedan tener una posibilidad de generarse recursos, cuestiones administrativas evitan que los detenidos puedan salir.

José Neira, articulador de proyectos para internos en instancia de fase de confianza explica que por alguna razón traban las salidas de los detenidos para que puedan trabajar y reinsertarse socialmente.

“Se consiguió un espacio físico para que los internos que están en periodo de confianza y acceden a beneficios de salidas laborales puedan llegar a los talleres para los internos que están pronto a salir. Van a hacer muebles para poderlos vender con su familia y acceder a empezar a reinsertarse en la sociedad para que cuando salgan no tengan que salir a buscar un trabajo”, puntualizó Neira quien aclaró que se consiguió una pequeña beca para comprar materiales.

“Esto tiene una prestación, si ya tenemos el lugar y materiales para empezar a trabajar estaba todo listo y empieza este tema burocrático, el beneficio se corta y cuesta salir, no sé por qué”, explicó José Neira.

 

Escuche el audio de la nota con el articulador de proyectos para internos detenidos en el Penal

 

 

 

Sandro, detenido en el Penal 1 se comunicó con el programa El Delitómetro, tras la nota con José Neira y pidió oportunidades para una reinserción social a internos en fase de confianza.

“No es que acá estamos en un viva la pepa y estamos felices y contentos de estar privados de la libertad. Necesitamos que la sociedad mire para adentro y tenga una visión periférica de la situación, que no sea solamente escuchar una sola campana”, refirió el interno.

“Esta es una realidad que nos toca a muchos, a gente de bajos recursos, de clase media y de buena educación. Si bien tienen la posibilidad de tener otro tipo de contactos, se hace realmente difícil. Nos tira abajo todos los proyectos que tenemos, familiares, proyectos de un trabajo digno, de una vida mejor, de querer sacar una familia adelante. Todas esas cosas se ven frustradas porque la inoperancia de muchas personas, o la no conveniencia, nos está poniendo un freno bastante grande”.

 

Escuche la nota con Sandro desde el Penal 1

 

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.