Quieren quitar la feria judicial para agilizar el sistema de justicia

Publicado el: 23 de enero de 2017 | Por:

En el foco puesto en una reforma de la Justicia, el Gobierno podría avanzar en un proyecto para eliminar la feria judicial, el receso de 31 días durante enero y 15 en el invierno. Creen que es necesario que la rueda judicial “no se deje de mover durante 45 días al año”. Además, analizan extender la jornada de atención, con la creación de nuevos turnos.

El objetivo es evitar que se frene la rueda judicial durante un mes y medio al año. El proyecto es impulsado por el ministro de Justicia, Germán Garavano, quien trabajó una iniciativa similar en sus tiempos como fiscal general de la Ciudad de Buenos Aires.

El ministro cree que hay que debatir cómo darle agilidad a la Justicia” para evitar que haya causas y expedientes que se frenan por la feria de verano o la de invierno. El objetivo, señaló el funcionario al diario La Nación, es que los juzgados y las fiscalías no permanezcan cerrados al público por un mes y medio al año.

Durante la feria, los canales habituales de presentaciones judiciales permanecen cerrados y solo se mantiene un esquema de turnos ante casos de urgencia. El cambio forma parte del programa Justicia 2020, que impulsa el Gobierno. Un informe señala que la feria implica una interrupción del 18,36 por ciento de las jornadas laborales durante el año.

 

 

El proyecto busca reducir el impacto de la feria judicial, con 45 días de descanso durante todo el año.

La base de días laborables, estimaron desde la organización Fores, es de 190 días por año. Sin embargo, aclaran que como la jornada es de seis horas, en verdad los empleados judiciales trabajan 132 jornadas por año. Por eso, el Gobierno también analiza extender los horarios de atención para “agilizar” la Justicia.

 

Así, se podría extender el horario de trabajo, con la creación de nuevos turnos para los empleados del sector. De todos modos, una decisión de esas características requiere del consenso ya que no puede bajar desde el Ejecutivo, sino que está en manos del Ministerio Público Fiscal y la Corte Suprema de Justicia.

 

 

No son pocos los que se oponen a un cambio de estas características en el mundo de la Justicia.

Sin embargo, la iniciativa no tardará en despertar críticas de aquellos sectores de la Justicia que aseguran que la feria es un derecho obtenido. Incluso, hay jueces que argumentan la necesidad de la feria porque con la tranquilidad del verano pueden avanzar en la lectura de causas e investigaciones.

 

El presidente del Colegio Público de Abogados, Jorge Rizzo, ya anticipó algunos cuestionamientos: “Es complicado. Para los abogados que caminan los tribunales es difícil trabajar bajo el rayo del sol en enero”. El letrado reconoció que 45 días de descanso es un privilegio y se mostró en línea con la idea de extender el horario de atención. Desde el gremio de judiciales que conduce Julio Piumato aún no se expresaron sobre el proyecto.

 

En sus tiempos como fiscal general de la Ciudad, Garavano suprimió la feria para los integrantes del Ministerio Público Fiscal. En aquel entonces se concretó por etapas. Los fiscales y sus colaboradores podían tener sus vacaciones entre diciembre y abril, siempre con un cronograma coordinado para conservar los dos tercios del personal.

 

 

Fuente: bigbangnews

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.