Prohibición de acercamiento en causa por usurpación entre vecinos de una isla

Publicado el: 11 de noviembre de 2017 | Por:

Una causa caratulada como “usurpación” tuvo audiencia en la última semana. La defensa del imputado solicitó el derecho a entrar y salir del lugar en litigio judicial. La querella solicitó una medida cautelar. La causa tiene entramados civiles y penales lo que perjudica futuras resoluciones.

“Mi cliente está impedido de poder ingresar con su propio vehículo para poder acceder a su sustento. De eso vive”, refirió el abogado del acusado en la causa que tiene una particularidad ya que se trata de una supuesta usurpación en una isla y la medida dicta que el imputado debe estar alejado unos 500 metros del denunciante que a su vez es vecino del denunciado.

En la audiencia se mostró un plano para ilustrar al juez de la audiencia y todo gira en torno a un camino que atraviesa parte de un lote y que es el utilizado por el acusado respecto al acusador. El camino está anexo a la Ruta 53 y es el que utiliza el imputado diciendo que es el único camino que uso y que conoce.

La parte querellante manifestó que “hay un acceso que no lo quiere utilizar. Tiene que pasar por una sola parcela y es una medida más directa. Desde lo legal, el imputado está planteando una servidumbre de paso y el Código Civil dice que en ningún caso, un juez puede otorgar o constituir una servidumbre o imponer su constitución. Más allá de lo legal, hay un extremo factico que es claro y que el paso está”, refirió el abogado de la parte querellante.  La querella también mencionó un desalojo que se llevó a cabo por la fuerza y justificó ese accionar.

Desde la Fiscalía se manifestó al juez del tribunal que se declare incompetente respecto a la posibilidad de resolver sobre la “servidumbre de paso”. “Es una temática ajena al derecho penal y deberá recurrir por las vías que corresponde a los efectos que se haga un análisis más profundo a través del procedimiento adecuado”, pidió el Fiscal Gonzales Sacco.

La parte querellante solicitó medidas de resguardo a la integridad física del damnificado como a sus bienes argumentando que el imputado tuvo actitudes de amedrentamiento y daños contra los bienes del denunciante. Se pidió la prohibición de ingreso a la parcela del damnificado y la prohibición de acercamiento a unos 500 metros y de comunicación entre el imputado y el denunciante bajo apercibimiento de desobediencia judicial.

La Fiscalía entendió que la prohibición de acercamiento debe prosperar respecto a las partes enfrentadas en cuanto a la causa, por eso acompaño la solicitud de la querella entendiendo que es lo mejor para las partes. También solicitó que se recurra por la vía correspondiente respecto a la servidumbre de paso.

El defensor del imputado manifestó que “estamos convencidos de que lo hecho hasta ahora ha sido justo. Nos parece arbitrario el impedir que una persona pueda trasladarse con su familia a poder seguir trabajando y a su propia casa. No tengo ninguna duda que vamos a tener una resolución favorable”, puntualizó.

El juez de la causa resolvió hacer lugar al pedido formulado por la querella y apoyado por la Fiscalía.

Vea la audiencia

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.