Pidieron 15 años de prisión por el homicidio de Guzman en Costa Norte

Publicado el: 2 de febrero de 2018 | Por:

En el marco del juicio de cesura por el crimen del que resultara víctima Juan José Guzman, el fiscal Martín Pezzetta solicitó la pena de 15 años de prisión. El joven de 19 años imputado en el caso fue declarado responsable en el marco de un acuerdo parcial el 5 de diciembre pasado.

La única testigo aportada por la fiscalía para la audiencia fue la madre de la víctima quien describió tanto la composición familiar, como las circunstancias de vida que llevaba su hijo de 22 años al momento del hecho. Entre los puntos más salientes de su declaración, señaló que la víctima no tenía enemigos y que después del crimen sintió el acompañamiento de “todo el barrio”.

“Nunca en mi vida imaginé que se pudiera sentir un dolor tan grande”, expresó la mujer al referirse sobre cómo se sintió al enterarse de lo sucedido. Por otro lado, agregó que tiene una nieta de tres años de edad, hija del fallecido quien hasta el día de hoy pregunta que fue lo que pasó con su padre.

 

La estrategia de la defensa, representada por el abogado Iván Chelía, se centró en demostrar que el imputado desde un primer momento intentó colaborar con la investigación y que su cliente se mostraba arrepentido por lo sucedido.

En este punto recordó que en la audiencia de control de acusación, en la cual se arribó a un acuerdo parcial para la declaración de responsabilidad del acusado, el mismo pidió perdón a los familiares y allegados de la víctima por su accionar.

Al momento de los alegatos, Pezzetta tuvo en cuenta las características del caso y la declaración de la madre de la víctima. “Hay una niña de tres años que se quedó sin su padre”, sostuvo el fiscal. Por otro lado, explicó que si bien podría comprenderse que el crimen se suscitó en el contexto de una pelea, el imputado utilizó un cuchillo para dar muerte a Guzman a lo que calificó como un medio desproporcionado para su ataque. Por lo anterior, solicitó una pena de 15 años de prisión.

La abogada de la querella, Denise Marí solicitó una pena de 20 años de cárcel para el acusado. A los argumentos esgrimidos por la fiscalía, Marí agregó que por las características del caso, el acusado demostró un particular desprecio por la vida de Guzman, lo que debía ser considerado como un agravamente a la hora de evaluar la pena.

El defensor particular, Iván Chelía, consideró que las condenas solicitadas por la fiscalía y la querella eran excesivas y recordó que la finalidad de la pena es la resocialización del imputado y no el castigo del mismo. En este punto señaló que su cliente se mostraba arrepentido por lo ocurrido y que siempre se mostró colaborativo con la investigación. Teniendo en cuenta lo anterior, requirió al Tribunal interviniente que se fije una pena a ocho años de prisión, es decir el mínimo legal previsto.

El próximo jueves 8 a las 11, el Tribunal integrado por los magistrados Julio Sueldo, Álvaro Meynet y Florencia Caruso, dará a conocer la correspondiente sentencia del caso.

Según la acusación fiscal, la víctima y el imputado se encontraban el pasado 01 de julio de 2017 alrededor de las 02:10 compartiendo con un grupo de amigos en la vía pública en el barrio Costa Norte de la ciudad de Cipolletti. En esas circunstancias el imputado atacó con un arma blanca a la víctima, propinándole una puñalada en la zona del tórax causándole una lesión de 3,5 centímetros que afectó el corazón del joven y le provocó la muerte. La calificación legal por la cual el imputado fue declarado responsable es la de homicidio simple en calidad de autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.