Patagones: Damnificada por robo apunta a policías por no hacer su trabajo cuando desvalijaban su hogar

Publicado el: 1 de julio de 2018 | Por:

 

Indignación, bronca, impotencia, palabras trilladas de cada artículo que se publica cuando dialogamos con víctimas de robos. En este caso, a esa sucesión de palabras hay que sumarle la de asombro para la damnificada de un robo ocurrido en Buenos Aires y Fleming.

El sábado, después de las 00 horas un llamado a la policía advertía que estaban robando en un departamento ubicado en la esquina de Fleming y Buenos Aires.  Vecinos que escucharon ruidos en el departamento robado volvieron a convocar a la policía.

“En la primera ida del patrullero al lugar, pasaron y no pararon. Cuando llamó la segunda vez, les reclamo que no pararon y ahí le respondió el efectivo que “no podían parar porque andaban de recorrido”, precisó a este medio Norma, damnificada del robo sobre la respuesta que recibió un vecino.

No atraparon ni recuperaron nada en ese momento. Después se supo que del lugar se llevaron muchos elementos de valor como un televisor LG de 43 pulgadas, un microondas BGH, un teclado marca Roland JUNO DI, con su caja original su transformador original y un pedal Sustain marca CHERUB color negro.

Norma junto a su hijo, al encontrarse con esa situación se sintió desolada. Segunda vez en dos años que le roban en ese lugar y deben comenzar de nuevo para recuperar sus cosas de valor, pero lo que más la abrumó fue la falta de respuestas de la policía, según nos contó, porque considera que pudieron evitar el robo si hubiesen trabajado como correspondía.

Norma no encuentra paz, porque considera que la policía que nos debe cuidar no supo hacer su trabajo y pretende que quienes les contaron a los vecinos que no podían bajar del patrullero se hagan responsable de esa acción, porque mientras evitaban bajar del móvil, los delincuentes seguían sacando cosas del departamento, cosas que después robaron.

No hay certezas de nada. De si van a recuperar las cosas, de si van a detener a alguien o de si se harán responsables quienes no hicieron su trabajo como correspondía, la única certeza con la que cuenta Norma en este momento, es la de dejar ese lugar donde vivió con su hijo porque la sensación de ultraje que tiene es insuperable.

 Lo más importante es conseguir el teclado ya que fue prestado para que su hijo pudiera seguir estudiando la carrera de música. “Esta es la segunda vez que somos víctimas de un robo. El año pasado nos robaron y desvalijaron prácticamente todo lo que puede haber en un hogar”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.