Lorena Carnero: “Mi hermano le tenía lástima a Juan Fernández”  

Publicado el: 13 de septiembre de 2017 | Por:

Lorena vive en General Roca y en la Semana Santa de 2014 viajó a Viedma para pasar el fin de semana en la casa de su mamá. Esa noche, por algunas horas estuvo hablando con Rodrigo sobre diversas cuestiones y en la charla se mencionó el nombre de Juan Manuel Fernández, uno de los acusados.

“Me hablo mucho de su vecino que era Juan Manuel Fernández, el Gallego Fernández le decían. Yo sabía que habían tenido cierta relación porque había estado en enero acá y una vez lo había visto con mi hermano”, contó Lorena, hermana de Rodrigo Carnero.

“Rodrigo me contó que a él le daba mucha lástima Fernández, que era buen pibe, que lo veía como muy solo. Que con él era muy bueno. También me dijo que por momentos lo buscaba mucho, demasiado. Él no quería estar y le tocaba el timbre, le insistía, lo buscaba en la relación. De la única persona que me hablo esa noche fue de “El Gallego” Fernández le decía él”.

Lorena contó que cuando venía viajando desde General Roca Rodrigo se contacta con ella por teléfono. “Estaba muy insistente comunicándose conmigo a ver a qué hora llegábamos. Lo asocie a que estaba ansioso porque llegáramos, yo venía con mis hijos. Le gustaba mucho cocinar, había preparado mucha comida”, contó la hermana de Rodrigo que agregó que le llamó la atención al llegar verlo rapado y dijo en chiste “no me pele, me pelaron”.

“Me dijo que estaba juntando plata porque se quería ir de Viedma. No quería vivir más en este lugar, no se sentía cómodo, no se sentía bien y no le gustaba”, contó Lorena sobre las sensaciones de su hermano que en algún momento le confesó.

En torno a la relación con Juan Manuel Fernández, Lorena se refirió a un comentario de Rodrigo que le había dicho que “lo cansaba, pero a él le daba lástima entonces no le podía poner un límite. De hecho contó que le había roto un vidrio de la puerta porque le tiraba piedras para saber que era él el que quería ingresar a la casa”.

La hermana de Rodrigo contó que esa tarde se acercó al departamento de su hermano alrededor de las 18 horas porque le parecía muy llamativo que Rodrigo no apareciera en la casa de su madre considerando que estaban sus sobrinos. En el departamento de Rodrigo lo llamaba por teléfono porque nunca atinó a tomar el picaporte para poder entrar al lugar.

 

Escuche el testimonio de Lorena 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.