Las muertes de la Bonaerense de Vidal

Publicado el: 26 de mayo de 2019 | Por:

24 son las muertes en manos de efectivos policiales de La Bonaerense que se repican y recrudecen luego de conocido el caso de una mortal persecución policial en San Miguel del Monte. Un último caso se llevó la vida de Diego, pero no tomó repercusiones nacionales como la matanza de los chicos que viajaban en un 147. 

En una nota redactada por Martín Granovsky, se muestra el perfil de la gobernadora bonaerense al momento de darse a conocer los aberrantes casos que se llevan vidas de chicos en manos de nefastos policías.

María Eugenia Vidal, la esperanza blanca del macrismo, consolida su perfil más impiadoso. La matanza de un joven y tres chiquitos a manos de la Bonaerense, en San Miguel del Monte, confirma que las masacres hilvanan su gestión.

La responsabilidad política no entraña siempre una culpa penal. Pensar así sería fascista. El Derecho no puede ser una herramienta para fabricar enemigos. Sería persecutorio, también, colocar a Vidal como la presunta jefa de una asociación ilícita para cometer delitos. Entre otros, el de matar. Pero algo es seguro: la cabeza del Poder Ejecutivo siempre tiene la responsabilidad primaria sobre lo que pasa en su distrito.

¿Vidal no podría decir que es víctima de la mala suerte? Ya no. Uno, porque las masacres forman una serie. Y dos, porque su gobierno jamás se hizo cargo de ellas. La única constante fue que Vidal se escondió frente a las muertes. Ante los homicidios de Monte, por ejemplo, la táctica fue que aparecieran su ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, y el jefe de los fiscales, Julio Conte Grand. Es fácil: despellejan una capa de oficiales y agentes y todo bien hasta la próxima masacre.

No es que Vidal abandonó toda actividad pública. La masacre ocurrió en la madrugada del 20 de mayo. En la cuenta de Twitter @mariuvidal figuran, entre otras, estas frases en sus tuits:

*”El DNI abre la puerta a los derechos básicos.” (20 de mayo)

*”Con Mauricio anunciamos la construcción de una nueva fábrica ferroviaria.” (21 de mayo)

*”Hoy hay un Gobierno que no busca atajos.” (22 de mayo)

*”Recién terminamos con @JulioGarro una reunión con vecinos de La Plata.” (22 de mayo)

*”Hace 209 años un grupo de patriotas se animó a soñar en grande. Hoy los recordamos y homenajeamos su revolución.” (25 de mayo)

 

El nivel de actividad de la gobernadora revela que callar cuando hay muertos a manos del Estado es una opción deliberada. ¿Para no mancharse? Solo ella y Macri lo saben.

No fue deliberada, la ausencia en los actos por el 25 de Mayo de Danilo Sansone (13 años), Gonzalo Domínguez (14), Camila López (13) y Carlos Suárez (22). Están muertos por la persecución policial que los hizo estrellarse contra un camión. La quinta ocupante del Fiat Spazio atacado por la Bonaerense de Vidal, Rocío, está internada y grave en el Hospital del Cruce de Florencio Varela. El abandono del Estado llegó a un nivel tal que la farmacéutica Fabiana López puso una alcancía en la Farmacia López de Monte para costear los viajes de los familiares.

La Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional, Correpi, recopiló las muertes con participación de policías desde que asumió Vidal.

Sin agotar la lista, el 2 de marzo de 2017 una protesta de 19 presos terminó en la quema de colchones dentro de la comisaría 1° de Pergamino. Los policías demoraron en abrir las celdas. Siete jóvenes murieron por asfixia.

El 7 de octubre de 2017 el cabo primero del Servicio Penitenciario Bonaerense Julio Reynoso y otros dos hombres invadieron la casa de una familia y les dispararon a dos parejas. Murieron Carmen García Llanos (25), Sergia García Llanos (33) y el bebé de una de ellas, que estaba embarazada. Fue rescatado con vida pero falleció a los tres días.

El 15 de noviembre de 2018, 27 presos de la Comisaría 3° de Esteban Echeverría protestaron por las condiciones de hacinamiento. Hubo un incendio y la policía cortó la llave de agua. Cuando llegaron los bomberos ya había cuatro muertos. Otros seis morirían después. Diez en total.

El 2 de agosto de 2018 una explosión de gas mató en la escuela 49 de Moreno a la vicedirectora Sandra Calamano y al carpintero y auxiliar técnico Rubén Rodríguez. Las fallas en la instalación habían sido denunciadas ante la Gobernación. El Consejo Escolar estaba intervenido por el responsable provincial de Cultura y Educación, Gabriel Sánchez Zinny. Esa vez los responsables no fueron los policías sino las autoridades educativas.

El más reciente de los casos sucedió en las ultimas horas cuando Diego y sus amigos, que volvían de enterrar a un amigo entraron a un supermercado en Martín Coronado. Los precios estaban más caros de lo que podían pagarlos, tuvieron una pequeña discusión y dejaron algunos productos. Un sereno llamó a la policía mientras los chicos se subieron a la camioneta.

Iban a buscar los bombos para ensayar con la murga en la plaza de Martín Coronado.La policía los persiguió. Cuando los alcanzaron rodearon la camioneta y sin mediar palabra los tirotearon. Diego murió en el acto.

La policía dijo que hubo un tiroteo, pero las cámaras no lo muestran, ni hay casquillos en la camioneta. Dijeron que robaron el supermercado, pero tampoco hay imágenes ni falta de dinero. Igualito a lo de Monte, pero con menos repercusión. La noticia publicada en el diario Clarín a partir de un cable de la agencia de noticias Télam decía que ocho personas habían robado un supermercado y que había muerto un ladrón.

La causa la lleva Gabriel Disnan, de la Fiscalía 5 de San Martín, según informó el sitio infonews.com que también adelantaba sobre una marcha a realizarse en la tarde del sábado 25 de mayo.

Su hermana Yanina Cagliero reclama justicia y escribió este texto en su cuenta de Facebook:

Mamá siempre decía que cuando eramos chicos, si yo tenía que pedir un pedazo de queso, pedía un pedazo de queso; pero si vos tenías que pedir un pedazo de queso, pedías dos: uno para mí y uno para vos. 

Así sos Diegui, generoso, buenazo, transparente.

Fuiste mi mejor amigo de la infancia, mi compañero de aventuras durante la adolescencia… hoy que ya no andábamos tanto juntos siempre terminábamos dándonos un abrazo sin importar el tiempo que pasaba.

El jueves hablamos y me dijiste “yo te quiero mucho a vos, sabes?” Y yo te dije que también te quería. Me dijiste que nos veíamos en el cumple de León.

Cómo iba a saber que nunca llegaría ese momento??

Quiero abrazarte mucho hermano, sos una persona única. Quiero que volvamos a discutir porque vos peroncho y yo troska. Quiero que hablemos de los problemas de la vida.

Me quedó por decirte que, sin importar lo que yo lograra, siempre fuiste el mejor de los dos.
Te amo mucho, para siempre. No voy a descansar hasta que haya justicia.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.