Inhabilitan a policías por falta de controles a un detenido que murió por hemorragia

Publicado el: 27 de noviembre de 2020 | Por:

Los tres policías que enfrentaron el juicio fueron declarados culpables por el delito de incumplimiento de los deberes de funcionarios público. En la sentencia les aplicaron una inhabilitación para volver a ejercer funciones.

Se les reprochó distintas conductas, entre ellas controles insuficientes, en relación a la detención de Santiago Sagredo que murió en un calabozo de la Comisaria Cuarta de Cipolletti luego de sufrir una hemorragia subaracnoidea.

Los condenados son Cristian Correa, Daniel Ferreyra y Leandro Orlando Pastene.

El policía Correa fue hallado responsable por haber dispuesto la detención de Sagredo sin considerar el estado de embriaguez en el que se encontraba. Era la máxima autoridad de la comisaría en ese momento. A Ferreyra le reprocharon haber incumplido la debida custodia del detenido ya que sus controles fueron insuficientes. Y a Pastene también le achacaron no haber controlado debidamente el estado de detención, ya que era el encargado directo de visitar los calabozos.

A Sagredo lo detuvieron por conducir alcoholizado en el centro de Cipolletti en abril de 2016.

Los profesionales – médicos y médicas – que declararon en el juicio concluyeron que Sagredo murió producto de una hemorragia subaracnoidea. Dijeron que entre los síntomas de ese tipo de hemorragias se encuentran las cefaleas, mareos, convulsiones, malestar y agresividad. Uno de los expertos concluyó que en el caso de que la persona estuviera convulsionando en el calabozo -como ocurrió – eran nulas las posibilidades de salvarlo, “no habría llegado vivo al hospital”, sostuvo. Explicó que el diagnóstico requiere de estudios, tomografías e intervenciones quirúrgicas.

En la sentencia Cristian Correa recibió la pena de un año de prisión de ejecución en suspenso e inhabilitación especial para el cumplimiento de funciones de seguridad en la Policía de Rio Negro por el doble del tiempo de la condena. Daniel Ferreya la pena de ocho meses de prisión de ejecución en suspenso e inhabilitación especial para el cumplimiento de funciones en las fuerzas de seguridad provinciales o nacionales por el doble del tiempo de la condena y Leandro Pastene la pena de seis meses de prisión de ejecución en suspenso e inhabilitación especial para el cumplimiento de tareas de seguridad dentro de la Policía de Rio Negro por el doble del tiempo de la condena.

El tribunal que realizó el juicio de responsabilidad consideró que la conducta de los acusados fue “disvaliosa en grado extremo” por el trato brindado a Sagredo en su detención, que el joven fue sometido los últimos minutos de su vida a “un trato inhumano y cruel” y que hubo un “desinterés manifiesto en el cumplimiento del servicio”.

Respuestas para este articulo

3 Comentarios
  • Jorge dice:

    Pregunto eran policia los condenados o eran médicos… Quien puede saber como puede reaccionar un persona borracha. Y si hubieran estado sobre el cuidandolo… Lo hubieran condenado por hostigamiento. Que injusta está justicia de Mier….

  • Alicia Griselda Godoy dice:

    Parece q no leiste el diagnostico cabeza de termo,no estaba alcoholizado tenia un derrame y esos eran los sintomas,en cuanto a los policias les hubiera dado 20 años a cada uno

    • Adriana izquierdo dice:

      La nota dice q no consideraron el estado de embriagadez en el q se encontraba…la hemorragia se produce por lo que tomó el hombre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.