General Roca: Se realizó un encuentro de trabajo de articulación para la Reforma Procesal Penal

Publicado el: 22 de mayo de 2017 | Por:

Se definió iniciar la transición en julio y comenzó a perfilarse la distribución de personal.

El juez del Superior Tribunal de Justicia Sergio Barotto se reunió el pasado viernes en Roca con el director de las Oficinas Judiciales, Ing. Fabián Mitidieri; el Director de la Oficina Judicial de la Circunscripción, Lic. Juan Manuel Tartaglia, y los Fiscales de Cámara Graciela Echegaray y Andrés Nelli, para avanzar en las tareas que demanda la inminente entrada en vigencia del nuevo Código Procesal Penal.

La reunión fue una continuación del encuentro de trabajo mantenido la semana pasada, con el objetivo de armonizar acciones entre las Oficinas Judiciales, los Organismos Jurisdiccionales y el Ministerio Público Fiscal, de cara a la implementación del sistema acusatorio.

“Se avanzó fuertemente en el proceso de articulación y se evaluaron propuestas para definir el personal que pasará a integrar la Oficina Judicial local, incluyendo las delegaciones de Villa Regina y Choele Choel, y el personal que conformará los equipos de trabajo del Ministerio Público”, señaló Barotto al finalizar la reunión. En el mismo sentido se avanzó también respecto de los actuales secretarios penales de Instrucción y de Cámara.

Se indicó que en todos los casos las definiciones finales, tanto respecto de los agentes como de los secretarios, se adoptarán luego de que el área de Recursos Humanos del Superior Tribunal de Justicia mantenga las correspondientes entrevistas individuales con los trabajadores y funcionarios del fuero.

En total son casi 80 agentes judiciales y 12 secretarios penales los que pasarán a integrar nuevos equipos de trabajo en la Oficina Judicial, en otros organismos jurisdiccionales o en el Ministerio Público a partir del 1 de agosto, fecha en la que entrará en vigencia el nuevo Código Procesal.

Transición en marcha

En la misma reunión, y en respuesta a lo acordado en el último encuentro de la Unidad de Implementación de la Reforma Procesal Penal, se avanzó en la definición de medidas conjuntas entre la Judicatura y el Ministerio Público Fiscal que permitan iniciar el proceso de transición al nuevo modelo a partir del 1 de julio.

Se trata de medidas de carácter operativo, que servirán para facilitar y aceitar el ingreso al nuevo sistema de juzgamiento y para comenzar a familiarizar a los funcionarios y agentes judiciales con las nuevas herramientas y dinámicas de trabajo que impone la Reforma.

Las medidas surgidas de la reunión del viernes en Roca se volcarán como aportes para la futura decisión a escala provincial que en ese sentido adoptarán el Superior Tribunal de Justicia y la Procuración General.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.