Fiscalía pidió 16 años de prisión para Nahuelcura por el homicidio de Carlos Lamas

Publicado el: 10 de agosto de 2017 | Por:

 

El Fiscal Jefe Hernán Trejo requirió hoy la pena de 16 años de prisión para Nahuelcura, por considerarlo autor del homicidio agravado de Juan Carlos Lamas, ocurrido en marzo de 2016 en un predio de talleres estatales ubicados sobre la ex Ruta 3. Además acusó al imputado por portación ilegal de arma de fuego.

Según el representante del Ministerio Público Fiscal, “tres testigos explicaron claramente y aportaron elementos y datos que sostienen la teoría del caso de la Fiscalía”. Diversa evidencia científica avanza en igual sentido.

“El propio imputado reconoció que disparó y está comprobado que la muerte de Lamas fue producto de ese disparo, efectuado por una persona que comprendía lo que sucedió. El arma fue secuestrada en cercanías de la zona en la que el acusado fue aprehendido cuando intentaba escapar; todos ellos son elementos que acreditan su autoría”, explicó Trejo.

La pericia psiquiátrica – agregó- corrobora que el imputado “comprendía la criminalidad de sus actos. Está probado cuál fue el lugar en dónde sucedieron los hechos, que en él había alcohol en cantidad, que el disparo fue a corta distancia. Los presentes en el encuentro le advirtieron al acusado que podía escaparse un tiro del arma con la cual jugaba, pero no les hizo caso y siguió blandiéndola”.

Trejo se refirió además a la relación cercana entre los hombres y a la indefensión de la víctima “que siempre estuvo sentado en el mismo lugar, sin levantarse”. Agregó a ello que el tiro impactó en la cabeza de la víctima, para preguntarse inmediatamente, “¿cómo se dispara accidentalmente a la cabeza de alguien?”.

“La utilización del arma de fuego implica un riesgo obvio que el imputado se representó: la tenía en sus manos, era de sencillo funcionamiento, apta para disparo. Siempre supo que podía pasar lo que efectivamente sucedió”, destacó.

Asimismo, y ante la comprobación del alto grado de alcohol en sangre del imputado, Trejo explicó que eso no constituye argumento para justificar su accionar, y que el hombre siempre entendió “la criminalidad de sus actos”.

Finalmente cuestionó, otorgándole la calidad de agravante al momento de mensurar la pena, la indiferencia demostrada por el imputado que huyó del lugar del hecho. “No se quedó para ayudarlo y, en cambio, realizó diversas maniobras evasivas. Además durante el debate no mostró arrepentimiento alguno”.

La calificación legal otorgada en el juicio es la de homicidio simple (Art. 79) agravada por el uso de arma de fuego (Art. 41 Ter) y portación ilegal de arma de fuego de uso civil (Art. 189 bis, inc. 2°, 3° párrafo).

Los alegatos de la acusación fueron coincidentes en sus argumentos con los de la querella. Mientras que la defensa argumentó en favor del homicidio culposo. La sentencia, a cargo de los jueces Carlos Reussi, Daniela Zagari y Sandra Filipuzzi, se conocerá el próximo 4 de septiembre a las 12.30 horas.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.