Estaba prófugo por un homicidio culposo en Cipolletti y fue detenido en Tunuyan

Publicado el: 18 de diciembre de 2020 | Por:

Un hombre condenado a prisión efectiva por un homicidio culposo fue detenido en Tunuyan provincia de Mendoza gracias al trabajo conjunto de la policía de esa provincia y el Ministerio Público Fiscal de Río Negro. En los próximos días se realizará la extradición interprovincial.

El Tribunal Unipersonal que interviene en el caso que tramitó bajo el antiguo sistema procesal penal, había dictado la rebeldía y captura del acusado tras no cumplir las pautas de conducta que le imponían mantener su domicilio, dar aviso en caso de mudarse y mantener su número telefónico.

El hombre se había ido a vivir a la provincia de Mendoza y no había dado aviso a las autoridades judiciales y cuando se requirió una notificación de una resolución adoptada por el Superior Tribunal de Justicia, el mismo no fue ubicado y allegados informaron que ya no residía en la zona y que no sabían donde se encontraba.

De este forma, en julio de este año se dispuso la captura del hombre y desde allí la Oficina de Apoyo, Logística e Investigación del Ministerio Público Fiscal comenzó a investigar sobre posibles ubicaciones del mismo.

Los datos permitieron conocer que estaría viviendo en Tunuyan, lo que motivó un trabajo coordinado con la Policía de la Provincia de Mendoza que tuvo como resultado la detención del condenado en la jornada de ayer.

Cabe señalar que la condena en contra del acusado aun no se encuentra firme, toda vez que aun existen recursos que podría interponer ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

El hecho que motivara la condena ocurrió en abril de 2015 alrededor de las 05:10 cuando el acusado conducía su camioneta Dodge RAM por calle Miguel Muñoz en inmediaciones de 9 de julio. En esas circunstancias cruzó el semáforo en rojo y atropelló a Gabriel Vergara que circulaba en una motocicleta, para posteriormente “desengancharlo” con maniobras de avance y retroceso, se dio a la fuga.

Vergara falleció producto de las lesiones sufridas en el siniestro vial. Por lo anterior, el acusado fue condenado a una pena de tres años y seis meses de prisión efectiva en septiembre del 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.