El STJ confirmó condena de 15 años de prisión por un homicidio cometido en Allen

Publicado el: 27 de diciembre de 2017 | Por:

Lo determinó el STJ

El Superior Tribunal de Justicia confirmó la condena de 15 años de prisión que la ex Cámara Criminal Segunda de Roca había impuesto al autor del homicidio de Guillermo Antonio Cotal.

El hecho ocurrió en Allen la noche del 2 de agosto de 2014, cuando Cotal circulaba por la calle Lago Mascardi al 1100 a bordo de un Renault 19 blanco y fue ultimado por un disparo efectuado con un arma calibre 45 por Belmar, quien se movilizaba como acompañante en una moto tipo Enduro.

En junio pasado la Cámara roquense declaró al imputado “autor del delito de homicidio agravado por la utilización de un arma de fuego en concurso real con portación de arma de fuego de guerra” y contra esa decisión la Defensa Pública interpuso un recurso de casación, que días atrás fue declarado “mal concedido” por el STJ. En su sentencia, el máximo tribunal provincial revisó de manera integral el fallo de la Cámara y lo confirmó en todos sus términos.

Cabe señalar que la sentencia condenatoria no se encuentra firme porque la Defensa tiene aún la posibilidad de interponer un recurso extraordinario federal. El imputado, en tanto, se encuentra detenido con prisión preventiva.

Al plantear su casación, la Defensa alegó que la sentencia fue “arbitraria, por violación de las reglas de la sana crítica racional, en tanto advierte una duda razonable sobre la autoría del imputado”. Es por ello que solicitó que Belmar sea absuelto “por el beneficio de la duda”.

El STJ en su sentencia recordó las declaraciones que en el juicio oral y público brindaron testigos que presenciaron el momento del disparo y/o los instantes inmediatamente posteriores y que pudieron reconocer al imputado como la persona que utilizó el arma de fuego. También mencionó los testimonios de quienes explicaron el origen de la agresión, que fue “una pelea” previa con otra persona, “quien tenía un auto similar al de la víctima”, arribando a la conclusión de que Cotal fue baleado “por error”.

Tras analizar cuatro de los testimonios centrales del juicio, el STJ sostuvo que tienen una “correlación esencial en el aporte de los datos indiciarios previos al hecho e inmediatamente posteriores” y exhiben una “vinculación con las afirmaciones de quien percibió el momento exacto del disparo, incluyendo el movimiento de los vehículos y el rol de cada uno de los partícipes”. “Este examen permite superar toda duda razonable en el establecimiento de la autoría de Belmar”, concluyó el STJ en la sentencia que lleva los votos coincidentes de los jueces Adriana Zaratiegui, Enrique Mansilla y Liliana Piccinini.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.