Dura advertencia de un sector policial al gobernador sobre el Jefe de Policía

Publicado el: 23 de noviembre de 2018 | Por:

A través de la utilización de las redes sociales y sin poder evidenciar su identidad porque son sancionados y apartados de la fuerza policial, desde un sector de la fuerza rionegrina evidenciaron varias cuestiones que tienen que ver con la Policía de Río Negro que general malestar en las filas de los efectivos.

“14 es el número OFICIAL de los policías que se suicidaron durante la gestión de este Jefe. Si catorce, no sé si le parecerá poco, pero se llevó 14 compañeros con su siniestra forma de tratar a los policías”, comienza un comunicado viralizado a través de las redes sociales desde una página de Facebook llamada “Policías De Rio Negro”.

En el artículo publicado hablaron sobre el caso Lucas Muñoz diciendo que “no ha impulsado la investigación y la causa sigue igual o hasta más oscura de cuando asumió”.

Mencionaron que hay “160 policías en la actualidad, según datos Oficiales, con licencia psicológica, por el hostigamiento instituciona160 policías que quieren trabajar dignamente y no pueden por el sistema injusto al que son sometidos”, refirieron desde ese perfil.

Contaron que “320 horas mensuales trabajan los colegas en las designadas tercias que este señor Jefe, sigue manteniendo como horario de servicio, un horario ya extinguido en casi todas las provincias argentinas, debido a ser comprobado el cansancio físico y emocional que provoca y por supuesto los problemas familiares que acarrea cumplirlo”.

Especificaron que hay, “un 10 por ciento de jefes de altas jerarquías con licencia psicológica por enemistad con Jara. No personales, sino por sentirse atacados por pensar diferente”.

Señalaron que hay “25 policías en la provincia con sumarios administrativos y sumarísimas, por publicaciones en contra de la corrupción, pidiendo el esclarecimiento del asesinato de Lucas Muñoz, por expresarse libremente o tal vez encontrando en las redes sociales una única forma de decir lo que sienten y una descarga emocional, antes de poder hablar con sus superiores”.

Evidenciaron que “el 40 por ciento de los jefes están muy desconformes con la gestión actual, pero se sienten sometidos, perseguidos, bastardeados, y no respetados por el conductor”.

“La directiva de no tomar muchas denuncias y convencer a la gente para que no lo haga, para que las estadísticas no suban. Eso se llama esconder la basura debajo de la alfombra”, contaron sobre las formas de manejo administrativo desde la fuerza policial.

Informaron que “creció un 5 por ciento los robos con armas de fuego y violentos, inclusive con víctimas fatales, como el caso del chico rugbier, de cipolletti. Eso también es directamente culpa de gestión”.

Expresaron que “se perdió la confianza de la gente en denunciar, en su policía”.

Criticas y más criticas

“Chalecos vencidos, operativos de imagen, que hacen que un policía solo sea visible parado en un puente, pero los barrios son tierra de nadie; el crecimiento del narcotráfico, el robo de la sección canes de Roca; el Robo de la oficina de logística policial, ubicado dentro de la órbita policial; el Robo a su domicilio, donde demuestra que hasta usted mismo es víctima de su propia gestión; la desaparición de armas en la Unidad Regional en Cipolletti;  los policías arrestados en Bariloche cometiendo un robo calificado; la oficial de General Roca detenida por encubrimiento al robo de una joyería; los allanamientos en Viedma donde se secuestraron armas que figuraban bajo la tenencia del depósito judicial, o sea que armas que se encontraban secuestradas resulta que andaban en manos de delincuentes;  los bajos salarios (practicamente indigentes); los servicios adicionales que no se pagan en término.

Basta Jara, estas destrozando nuestra institución, nuestra sociedad y lo que es aún peor, estas destrozando las ganas del personal de seguir siendo policías.

Si los policías pierden la motivación, la sociedad está perdida, es hora que el gobierno tome las cosas enserio, no queremos llegar a diciembre con los policías haciendo huelga.

Y sin mencionar, la situación de los retirados y pensionados policiales que están pasando hambre.

Señor gobernador, su policía está a punto de quiebre.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.